Publicado en Destacado, Especial, NACIONAL.

El fin de semana una vendedora de aguas fue asesinada con un disparo de arma de fuego en la cabeza, en Acapulco, Guerrero, se presume cobro de piso.

El pasado fin de semana, una vendedora de aguas frescas fue asesinada con un disparo de arma de fuego en la cabeza, en la avenida Lázaro Cárdenas de la colonia Las Cruces, en Acapulco, Guerrero, se presume cobro de piso por parte de crimen organizado.

Al lugar acudieron elementos de Servicio Médico Forense para realizar las tareas correspondientes del levantamiento del cuerpo, mientras que las autoridades ministeriales abrieron una carpeta de investigación por el crimen cometido en plena luz del día.

Autoridades de la Fiscalía General del Estado indicaron que por estos hechos se abrió una carpeta de investigación y que una de las líneas de investigación es el presunto cobro de piso a la mujer vendedora en Acapulco.

Si bien no se ha confirmado el móvil del crimen contra la mujer dedicada a la venta de agua en el Puerto de Acapulco, se presume un posible cobro de piso por parte del crimen.

Los hechos ocurrieron muy cerca de la terminal de taxis colectivos que van a Marquelia, en la Costa Chica.

Como ocurrió el crimen contra la vendedora

De acuerdo con los primeros informes, un vehículo se acercó al lugar en donde la mujer vendía sus aguas frescas y uno de los tripulantes le apuntó en la cabeza y le disparó, causándole una herida mortal que provocó que terminara tendida sobre el pavimento junto al triciclo en el que se transportaba.

Tras los hechos, los testigos del ataque alertaron a las autoridades y a la zona acudieron paramédicos quienes intentaron reanimar a la mujer, pero desafortunadamente nada pudieron hacer por ella pues debido a la gravedad de la herida que le fue provocada, murió al instante.

Las autoridades dieron a conocer que la mujer vestía una blusa y un pantalón negro y tenía un delantal azul, además de que los responsables huyeron del lugar; el crimen ocurrió el pasado viernes 13 de enero y causado conmoción en aquel centro turístico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *