Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Once civiles murieron el pasado viernes en un ataque perpetrado por el grupo rebelde Cooperativa para el Desarrollo del Congo (Codeco) en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), confirmaron hoy a EFE fuentes próximas al Ejército congoleño.

«El ataque tuvo lugar ayer contra civiles por parte de los hombres de Codeco, que atacaron la aldea de Nyamamba, situada junto al lago Alberto», informó por teléfono Jean Jacques Openji, coordinador de la organización «Allez-y les FARDC» («Vamos, FARDC»), que apoya las acciones de las Fuerzas Armadas de la RDC (FARDC).

Nyambaba se encuentra a unos 75 kilómetros de Bunia, ciudad situada en el territorio de Djugu y capital de la provincia de Ituri.

«Antes supimos que eran cinco pescadores los muertos, pero ahora el número de víctimas ha aumentado a once», dijo Openji.

El pasado 8 de enero, al menos 23 personas murieron en varios ataques realizados por este grupo rebelde en varias localidades del territorio de Djugu, en un acto de aparente represalia contra la milicia Frente Popular de Autodefensa de Ituri (FPAC-Zaire).

El FPAC-Zaire se describe como un grupo de autodefensa cuya misión es proteger a la comunidad hema contra los ataques de Codeco, que representa a la comunidad rival lendu.

Las comunidades lendu (agricultores) y hema (pastores) mantienen una disputa desde hace tiempo que provocó miles de muertes entre 1999 y 2003, antes de la intervención de una fuerza de mantenimiento de la paz de la Unión Europea (UE).

Mientras Codeco participó a comienzos del pasado mes de diciembre en las conversaciones de paz que el Gobierno congoleño y unos sesenta grupos armados celebraron en Nairobi, la milicia FPAC-Zaire se ausentó del diálogo, auspiciado por la Comunidad del Este de África (EAC).

Frente a los ataques rebeldes en Ituri y la vecina provincia de Kivu del Norte, sobre todo de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), de origen ugandés y el grupo rebelde más letal en la región, el Gobierno congoleño impuso en mayo de 2021 un estado de sitio en ambas provincias, pero la medida no ha puesto fin al problema.

Desde 1998, el este de la RDC está sumido en un conflicto alimentado por las milicias rebeldes y el Ejército, pese a la presencia de la Monusco, con más de 16.000 uniformados sobre el terreno.

 

Con información de EFE/Foto: Twitter/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *