Publicado en Destacado.

El abogado de la Casa BlancaRichard Sauber, expresó este jueves su confianza en que la investigación del recién designado fiscal especial Robert K. Hur demuestre que los documentos clasificados encontrados en una residencia y una oficina privadas del presidente Joe Biden “se extraviaron sin querer”.

En un comunicado, Sauber indicó que “el presidente y sus abogados actuaron rápidamente tras el descubrimiento de este error”.

Subrayó que el equipo legal de la Casa Blanca está cooperando de cerca con el Departamento de Justicia en su revisión profunda de los hechos y que seguirán colaborando con Hur, nombrado este jueves por el Departamento de Justicia para llevar a cabo pesquisas sobre el caso.

El abogado del presidente agregó que Biden se toma muy seriamente lo referido a “información y materiales clasificados” y recordó que han estado cooperando desde el mismo momento en que informaron a los Archivos Nacionales de que “un pequeño número de documentos fueron hallados” y que lo seguirán haciendo.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Merrick Garland, anunció este jueves la designación de un fiscal especial, que será Hur, para estudiar todos los documentos clasificados que se han encontrado en domicilios y oficinas del presidente Biden.

Ese fiscal no estará sujeto a la supervisión diaria de ningún funcionario del Departamento de Justicia, pero deberá cumplir con los “reglamentos, procedimientos y políticas del mismo”, apuntó Garland en una rueda de prensa.

A través de un comunicado, el propio Hur aseguró que conducirá la investigación “con un juicio justo, imparcial y desapasionado”. “Tengo la intención de seguir los hechos de manera rápida y exhaustiva, sin temor ni favoritismo, y honraré la confianza depositada en mí para realizar este servicio”, añadió.

Garland hizo el anuncio después de que la Casa Blanca y el propio Biden confirmaran el hallazgo de nuevos documentos clasificados de la época en la que fue vicepresidente (2009-2017) en una de sus mansiones en Delaware.

Esos documentos se encontraron después de que se descubrieran otros similares en la oficina privada de Biden en el laboratorio de ideas Penn Biden Center, un lugar que “no estaba autorizado para el almacenamiento de documentos clasificados”, dijo Garland.

Biden aseguró este jueves que está convencido de que el conflicto generado por los papeles clasificados se va a solucionar.

“Todo se va a aclarar, estoy seguro”, apuntó el presidente, minutos después de que la Casa Blanca confirmara que su equipo legal halló nuevos documentos clasificados.

Los abogados de la presidencia hicieron una búsqueda, en colaboración con el Departamento de Justicia, en las residencias privadas de Biden en Wilmington y la playa de Rehoboth, en Delaware, admitió este jueves la Casa Blanca.

Los letrados descubrieron papeles políticos y personales junto a una serie de documentos clasificados. Todos los papeles menos uno fueron hallados en un espacio para almacenar en el garaje de la residencia de Biden en Wilmington, mientras que uno, de una sola página, fue encontrado en una habitación adyacente. No se descubrió nada en la casa de la playa.

Se desconoce qué motivo esas búsquedas, el contenido de los documentos y quién decidió mandarlos a esos lugares.

Karine Jean-Pierre, vocera de la Casa Blanca, dijo en conferencia de prensa que el presidente ha cooperado desde que se encontraron los documentos y ha indicado que confía en el Departamento de Justicia.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca aseguró que el presidente no sabe cómo llegaron los documentos a esos lugares ni conoce el contenido de los mismos. Indicó que desde el momento en que se descubrieron los documentos, el equipo del presidente Biden siguió todos los procedimientos necesarios para devolverlos y que comenzara la investigación.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *