Publicado en Destacado, NACIONAL.

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) inicia el año como la compañía petrolera más endeudada del mundo por un monto que asciende a los 105 mil millones de dólares, de acuerdo con el medio especializado Bloomberg.

La deuda se duplicó durante la administración del exmandatario Enrique Peña Nieto y se ha mantenido en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ha centrado su política energética en elevar la producción de petróleo y frenar las importaciones de diésel y gasolina, sin conseguirlo hasta ahora.

Los vencimientos de la deuda de Pemex para este 2023 ascienden a 8 mil millones de dólares, de acuerdo con una prestación de inversionistas de la empresa, informó Bloomberg.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, afirmó que la empresa buscará alternativas para pagar entre 5 mil 500 a 6 mil millones de dólares en vencimientos de deuda en el primer trimestre del año.

“Cuando se habla de la deuda de Pemex de 105 mil millones, ese es el total de la deuda, pero no es lo que tenemos que pagar, se tienen que pagar amortizaciones de los distintos meses del año”, dijo en la conferencia matutina del 4 de diciembre.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno está dispuesto a ayudar a la estatal a pagar su deuda.

“En el caso de que hiciera falta ayudar a Pemex, lo haríamos”, dijo.

Según Bloomberg, fuentes anónimas aseguraron que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) espera que la empresa estatal cubra sus necesidades de deuda.

Para pagar la deuda, el Plan Anual de Refinanciamiento de 2023 de Pemex contempla créditos bancarios, instrumentos en el mercado de capital de deuda y el financiamiento directo o con garantía de agencias de crédito a la exportación.

“Adicionalmente a las posibles operaciones a través de la emisión bonos en los mercados de deuda, se considera la posibilidad de llevar a cabo la contratación, renovación o ampliación de líneas de crédito u operaciones de corto plazo que permitan fortalecer la posición financiera de Pemex”, dice el plan.

El gobierno de López Obrador había asumido parte de las amortizaciones de la estatal para dejarle recursos disponibles para inversiones, pero el año pasado, la petrolera las retomó en vista del aumento de sus ingresos por los altos precios internacionales del crudo.

Con información de Reuters y Bloomberg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *