Publicado en Destacado, ESTATAL.

Una familia encendió un anafre al interior de su vivienda para mitigar el frío, pero un menor de tres años perdió la vida tras inhalar monóxido de carbono.

Los hechos ocurrieron en el municipio de Mariano Escobedo, en la región central montañosa del estado de Veracruz, donde la noche del lunes, se registró la primera muerte de la temporada, tras la primera nevada en la región del Parque Nacional Pico de Orizaba.

Cabe mencionar que los termómetros marcaron temperaturas de menos 3 grados en las comunidades que están por arriba de los 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar.

La familia encendió un anafre para calentar la habitación donde permanecían, para poder pasar la noche, pero cerraron cualquier tipo de ventilación y el niño Alfredo inhaló el humo.

Cuando lo revisaron se dieron cuenta que no respondía y pidieron apoyo para poder trasladarlo al Hospital Regional de Río Blanco, en donde sólo les confirmaron que el menor ya había fallecido.

 

Fuente: Excélsior/Foto: Archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *