Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La muerte del magnate y político ruso Pavel Antov, quien se precipitó desde un tercer piso en un hotel de la India días después del fallecimiento de uno de sus compañeros de viaje, está siendo investigada por la Policía, que hoy afirmó dar prioridad a la hipótesis del suicidio.

La muerte Antov, conocido como el rey de las salchichas por su imperio cárnico y que había criticado la invasión rusa de Ucrania, es la última de una lista de millonarios rusos fallecidos tras el inicio de la guerra.

Antov falleció al caer desde el tercer piso del hotel Sai International en la ciudad de Rayagada, en el estado oriental de Odisha, afirmó el superintendente de la Policía del distrito, Vivekananda Sharma, en declaraciones recogidas por el periódico The Hindu.

Sharma afirmó que uno de los acompañantes del magnate, Vladimir Budanov, fue encontrado muerto el pasado viernes en el hotel tras sufrir un ataque al corazón. Antov, de 65 años, estaba «deprimido por la muerte y él también falleció».

El recepcionista del establecimiento, Bijaya Kumar Swain, que se encontraba en el edificio cuando tuvo lugar el suceso, explicó a EFE que Antov estaba celebrando su cumpleaños en el hotel, al que llegó el pasado 21 de diciembre acompañado de otras tres personas, entre ellos el también ruso Budanov.

Swain afirmo que Budanov había «bebido muchas botellas de alcohol» la noche anterior a su muerte.

Antov era un miembro de la asamblea legislativa de la región de Vladimir, cercana a la capital Moscú, y el pasado junio se vio envuelto en una controversia al condenar los ataques con misiles rusos contra Ucrania en unas conversaciones de Whatsapp filtradas.

Sin embargo, el magnate se disculpó días después de la filtración y aseguró ser un patriota y apoyar la guerra.

La muerte de Antov se suma a la lista de millonarios de nacionalidad rusa fallecidos en circunstancias misteriosas desde el comienzo de la guerra.

El pasado septiembre, el director ejecutivo de la Corporación rusa para el Desarrollo del Lejano Oriente, Iván Pechorin, falleció tras caer de un barco en el que navegaba por el mar de Japón, cerca de la isla Russki.

Ese mismo mes, el presidente de la petrolera rusa Lukoil, Ravil Maganov, de 67 años, falleció tras caer por la ventana del hospital moscovita en el que estaba ingresado. La junta directiva de Lukoil era crítica con la campaña militar rusa en Ucrania.

 

Con información de EFE/Foto: Facebook/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *