Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La plaza de San Pedro del Vaticano se ha teñido desde hoy de ambiente navideño con la inauguración de su Portal de Belén y con el encendido de su árbol de Navidad, así como el del Nacimiento que decorará el interior de la Santa Sede y que este año han elaborado artesanos de Guatemala.

La inauguración de las decoraciones navideñas y su iluminación tuvieron lugar en una ceremonia encabezada por el presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, el cardenal español Fernando Vérgez Alzaga, en presencia también de la secretaria general, Raffaella Petrini.

La lluvia y el frío que sacudieron hoy la capital italiana impidieron la presencia de tantos fieles y curiosos como en otras ocasiones, pero no deslucieron una ceremonia cragada de emoción y que se repite cada año, con la iuminación en la plaza de un belén y un árbol de Navidad procedentes de los municipios italianos de Sutrio (norte) y de Roselló (centro), respectivamente.

El Nacmiento, íntegramente de madera de cedro, cuenta con una semiesfera a modo de gruta donde se exhibe la Sagrada Familia, alrededor de la cual se han situado personajes de tamaño natural esculpidos a mano y que «respetan al máximo el medio ambiente», según el Vaticano.

Por su parte, el municipio de Rosello, que cuenta con una importante tradición en el trabajo de la madera, entregará un abeto blanco de unos 30 metros con adornos realizados por los pacientes de la Residencia de rehabilitación psiquiátrica «La Quadrifoglio».

Eso en el exterior, pues dentro será el belén guatemalteco el que adornará una de las principales y más amplias salas del Vaticano con un nacimiento decorado con amplias telas de colores, donde predomina el dorado, y con estatuas de madera que han realizado los artesanos locales respetando en todo momento la tradición del país centroamericano.

Tanto el árbol como los dos belenes estarán expuestos hasta el final de las festividades de Navidad, que coincide con la fiesta del Bautismo del Señor, domingo 8 de enero de 2021.

El papa Francisco, que suele visitar la decoración de la plaza en la noche del 31 de diciembre, alentó hoy a redescubrir símbolos navideños tan importantes como el «simple y familiar» belén, que recuerda «una Navidad diferente a la consumista y comercial», en la audiencia a los donantes de las decroraciones y entre los que se encontraba el ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Mario Bucaro Flores.

«En su auténtica pobreza, el belén nos ayuda a redescubrir la verdadera riqueza de la Navidad, y para purificarnos de tantos aspectos que contaminan el paisaje navideño», explicó el pontífice, mientras que sobre el árbol destacó a la importancia que las «raíces» tienen «también para los hombres».

Por su parte, el canciller guatemalteco destacó a EFE lo importante que es para su país poder estar presente este año en el Vaticano con un nacimiento, que es » tan tradicional de nuestra cultura» y que cuenta «con simbolos tan importantes como nuestra flor nacional, la moja blanca, el musgo y grandes elementos de costura».

«Para el pueblo de Guatemala representa mucho» estar aquí, pues como «el papa ha dicho, somos el continente de la espranza» y «tanto gobierno, como sociedad civil e iglesia nos hemos unido para poder festejar este momento tan trascendental como es la Navidad» en el Vaticano.

Tanto el árbol como los dos belenes estarán expuestos hasta el final de las festividades de Navidad, que coincide con la fiesta del Bautismo del Señor, domingo 8 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *