Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Rishi Sunak ganó la contienda para ser líder del Partido Conservador y se convertirá en el próximo primer ministro del Reino Unido, el tercero este año.

El exjefe del Tesoro será el primer líder británico que no es blanco y enfrenta la difícil tarea de estabilizar su partido y el país en un momento de turbulencia económica y política.

Sunak reemplazará a la ex primera ministra a Liz Truss, quien renunció la semana pasada después de 45 días en el cargo. Hace poco más de un mes Sunak perdió su candidatura ante Truss para sustituir a Boris Johnson, pero ahora tiene otra oportunidad.

Será el primer líder británico no blanco y el primer hindú en asumir el cargo. Con 42 años, será también el primer ministro más joven del Reino Unido en más de 200 años. Es un prodigio político cuyo aspecto joven, trajes elegantes y actitud confiada y resuelta le ha valido el apodo de “Dishy Rishi” (“Guapo Rishi”) en los medios británicos.

Sunak nació en 1980 en Southampton, en la costa sur de Inglaterra, de padres de origen indio nacidos en el este de África. Creció en una familia de clase media, su padre era médico de familia y su madre farmacéutica, y dice que heredó su ética de trabajo duro.

“Yo crecí trabajando en la tienda, entregando medicamentos”, dijo durante la campaña. “Trabajé como camarero en el restaurante indio del barrio”.

Es un defensor de reducir el papel del estado y los impuestos, que admira a la ex primera ministra Margaret Thatcher, pero dedicó miles de millones del gobierno a mantener a flote a ciudadanos y negocios durante la pandemia.

Su programa de despidos temporales, que pagó los salarios de millones de trabajadores que se quedaron sin empleo de forma temporal, lo convirtió en el miembro más popular del gobierno, una posición que afianzó con hábiles publicaciones en medios sociales que según sus rivales y críticos reforzaban su reputación personal más que la del gobierno.

También ha tenido sus contratiempos. Los críticos señalaron que una campaña para que la gente comiera en restaurantes tras el levantamiento de restricciones en el verano de 2020 contribuyó a otra ola de COVID-19.

Otros han dicho que la gran fortuna de la familia de Sunak y su pasado en Silicon Valley lo alejan de las dificultades de la gente corriente.

Ahora tiene la oportunidad de demostrar si puede conducir al Reino Unido por un camino que lo aleje de las crisis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *