Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un grupo anónimo de hackers se atribuyó el ataque contra la Organización de Energía Atómica Iraní, exigiendo la liberación de personas arrestadas en las protestas recientes

La agencia atómica iraní dijo que hackers vinculados con un gobierno extranjero infiltraron la red de una subsidiaria y tuvieron acceso al sistema de correo electrónico.

Un grupo anónimo de hackers se atribuyó el ataque contra la Organización de Energía Atómica Iraní, exigiendo la liberación de personas arrestadas en las protestas recientes.

El grupo dijo que publicó 50 gigabytes de emails internos, contratos y planes de construcción de la planta nuclear de Bushehr construida con respaldo ruso y compartió los documentos en su canal de Telegram. No estaba claro si el material filtrado contenía material clasificado.

El ciberataque surge en momentos de enormes protestas nacionales por la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una joven de 22 años que fue detenida supuestamente por no llevar adecuadamente el velo islámico. El domingo, la asociación de maestros iraníes anunció que debido a las sentadas, convocadas en protesta contra la represión policial, no habrá clases en varias de las escuelas del país.

Las protestas inicialmente eran contra el velo islámico conocido como hiyab, pero eventualmente crecieron hasta convertirse en el principal desafío para el régimen teocrático del país.

Los manifestantes han chocado contra la policía e incluso han pedido el derrocamiento del régimen teocrático. Las fuerzas de seguridad, al reprimir las protestas con balas y gases lacrimógenos, han matado a unas 200 personas según estimados de grupos de derechos humanos.

El brazo nuclear civil de Irán dijo que los hackers violaron el sistema de correo electrónico utilizado por una empresa que opera la única planta de energía nuclear del país en la ciudad portuaria sureña de Bushehr. La agencia culpó a un “país extranjero” por el ataque, sin dar más detalles. Irán acusó previamente a Estados Unidos e Israel por ataques cibernéticos que dañaron la infraestructura del país.

“Estos esfuerzos ilegales que surgen de la desesperación tienen como objetivo atraer la atención del público”, dijo la organización.

Un grupo de hackers anónimo, que se hace llamar “Black Reward”, publicó en Telegram lo que parecían ser archivos de contratos, planes de construcción y detalles sobre el equipo en la planta de Bushehr, que se puso en funcionamiento en 2011 con la ayuda de Rusia.

Mientras tanto, el Consejo de Coordinación del Sindicato de Docentes, la principal asociación de docentes de Irán que se ha hecho oír en las protestas, informó que las escuelas, en su mayoría en las provincias kurdas de Irán, respondieron a su llamado a boicotear las clases el domingo en protesta por las muertes y detenciones de estudiantes en los disturbios del mes pasado. No hubo un reconocimiento inmediato de las huelgas por parte de las autoridades.

Los campus han sido durante mucho tiempo un punto álgido de disturbios en Irán, incluso durante las protestas estudiantiles de 1953 bajo el sha respaldado por Occidente y durante las manifestaciones a favor de la democracia de 1999 bajo el expresidente reformista Mohammad Khatami.

Con información de AP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *