Publicado en Destacado, NACIONAL.

La zona del desierto de Chihuahua, comprendida entre (Coyame del Sotol, Ojinaga y Guadalupe distrito Bravos), se caracteriza por tener alto flujo de migrantes

Hace un año, 13 mexicanos intentaban llegar a los Estados Unidos cruzando del desierto de Chihuahua, pero desaparecieron. las autoridades no han podido encontrarlos.

La zona del desierto de Chihuahua, comprendida entre (Coyame del Sotol, Ojinaga y Guadalupe distrito Bravos), se caracteriza por tener alto flujo de migrantes y también por ser un lugar donde decenas de ellos han desaparecido en su paso hacia los Estados Unidos. Uno de los casos más sonados ocurrió el 25 de septiembre de 2021, 13 mexicanos que planeaban cruzar desaparecieron en ese punto.

En el grupo iba Ricardo López trabajaba como mecánico en la ciudad de Chihuahua. Así lo recuerda su esposa.

“Cuando empezó todo lo de la pandemia le empezó a bajar el trabajo en el taller. Entonces como tiene un sobrino en Estados Unidos, él le dijo que si se quería ir a trabajar allá un tiempo”, dijo Griselda Piña, esposa de migrante desaparecido en Chihuahua.

Alberto Álvarez era la primera vez que iba a cruzar. Es pariente político de otro de los desaparecidos: Luis Carlos Islas Villegas, quien era uno de los coyotes o guías que cruzarían a este grupo hasta Estados Unidos.

“A mi esposo le iba a cobrar 4 mil dólares, me dijo hay que pagarles a los malandros para que no haya problema a la hora de pasar”, reiteró  Rocío Martínez, esposa de migrante desaparecido en Chihuahua.

Ese fue el último audio que Alberto envío a su familia antes de desaparecer. Su última ubicación lo coloca cerca del panteón de Coyame del Sotol, el último punto con señal telefónica antes de entrar a la brecha que conduce a la frontera. 

“En una zona muy característica que es una zona muy despoblada”, dijo Gabino Gómez, derechos Humanos de las Mujeres, Chihuahua

Las autoridades establecen como principal hipótesis que un grupo de la delincuencia organizada habría secuestrado a los 13 migrantes mexicanos. 

“Muchos de los migrantes que cruzan por ahí con la intención de cruzar a los Estados Unidos son capturados, son secuestrados, son extorsionados, también los cargan con cierto tipo de droga para que crucen con la droga hacia los Estados Unidos”, dijo Roberto Fierro, fiscal General de Chihuahua.

Desde hace un año se realizan búsquedas en esta zona del desierto de Chihuahua. La fiscalía ofrece 2 millones de pesos por información para localizarlos. incluso, en enero pasado, los familiares publicaron una carta dirigida a los posibles responsables en la que pedían información sobre el paradero de sus parientes.

Tras cumplirse un año de la desaparición, ni los operativos ni la recompensa ni la carta han dado resultados.

“Buscamos con ustedes, exigimos con ustedes”, insistió Javier Ávila “Padre Pato”, sacerdote en Chihuahua.

En este triangulo fronterizo han desaparecido al menos 50 migrantes desde 2016. El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, una organización ciudadana en Chihuahua, tiene documentadas estas denuncias, aunque los desaparecidos, estiman, podrían ser más. 

“No es un caso aislado, es un caso recurrente. Con nosotros han venido alrededor de 50 personas, de 50 casos, pero sabemos que hay más de 100 porque además no los tenemos documentados todos”, insistió Gabino Gómez, de derechos Humanos de las Mujeres, Chihuahua.

Tanto autoridades como familiares de los migrantes desaparecidos vuelven a advertir sobre el peligro en esta zona del desierto de Chihuahua.

Con información de Raymundo Pérez Arellano y Carlos Moreno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *