Publicado en Destacado, NACIONAL.

Según las autoridades, los daños provocados por el disparo son irreversibles, situación que podría dejar a este pequeño animal imposibilitado para regresar a su hábitat e incluso para subsistir

Un pronóstico nada alentador presenta el osezno que fue baleado en la Sierra del municipio de Santiago, en Nuevo León.

Los daños provocados, según las autoridades, son irreversibles. Situación que señalaron podría dejar a este pequeño animal imposibilitado para regresar a su hábitat e incluso para subsistir.

Alfonso Martínez Muñoz, secretario de Medio Ambiente en Nuevo León, informó: “Sí, todo parece que no es reversible esa lesión ni con intervención quirúrgica, un animal silvestre como los osos que tiene una parálisis del tren posterior. No siente el oso, es lo que se ha evaluado, entonces, se puede morder el mismo”.

¿Qué se puede hacer? se puede hacer poco, salvo que se arrastre en un área que no le cause daño, entonces, se tiene uno que preguntar si para el beneficio del oso es mejor terminar con su vida o dejar que viva en esas condiciones y eso lo hemos estado platicando con el Consejo de Bienestar Animal para que sea la mejor decisión posible para el oso”

El escenario es totalmente distinto para el oso que fue arrollado en la carretera Monterrey-Hidalgo, a la altura del municipio de El Carmen, Nuevo León.

En este caso, el oso resultó con lesiones en la pata trasera izquierda, hecho que lo mantiene en observancia médica en un zoológico de la localidad, en espera de su evolución para reintegrarlo a su hábitat.

“En el caso del oso atropellado en la carretera a Monclova, está allá en la Pastora, está siendo atendido, se le están haciendo unas pruebas, al parecer tiene buenas posibilidades de regresar a su hábitat”, dijo Alfonso Martínez Muñoz.

Respecto a las consecuencias legales que se puedan desprender por los daños causados al osezno que resultó baleado, las autoridades de Nuevo León interpusieron por cuenta propia una denuncia contra quien o quienes resulten responsables.

“Presentamos una denuncia penal este día, ya lo hizo Profepa, Sí, se puede presentar esa denuncia, ya lo hizo Profepa, lo estamos haciendo nosotros también. Esa es una penalidad federal que amerita cárcel, son cuatro años o más de cárcel”, informó el secretario de Medio Ambiente en Nuevo León

Según las autoridades la sanción podría contemplar multas de hasta 7 millones de pesos y penas de hasta 9 años de prisión.

Se pidió a la población extremar precauciones y evitar alguna agresión contra esta especie que está en peligro de extinción, ya que podrían ser atacados o en su caso arrestados por atentar contra la vida silvestre de Nuevo León.

Con información de Ángel Jaramillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *