Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) respaldó este miércoles el uso de las vacunas originales de Pfizer (Comirnaty) y Moderna (Spikevax) para proteger de la COVID-19 a los niños de entre seis meses y cinco años, aunque en dosis más pequeñas que las recomendadas para el resto de adultos o niños.

El comité de medicamentos de uso humano (CHMP) consideró que las vacunas eran seguras y eficaces para su uso también en niños de entre seis meses y cuatro años en el caso de Pfizer y de seis meses hasta cinco años para Moderna, puesto que estas vacunas ya están autorizadas en la Unión Europea (UE) tanto para adultos como niños mayores de cinco y seis años respectivamente.

Las dosis de ambos preparados en los grupos de edad incluidos hoy serán más pequeñas. Pfizer se administrará como vacunación primaria en tres dosis de tres microgramos cada una y las dos primeras dosis se inyectarán con tres semanas de diferencia, seguidas de una tercera al menos ocho semanas después de la segunda.

Mientras que Moderna se administrará en dos dosis de 25 microgramos cada una, con cuatro semanas de diferencia.

Los efectos secundarios más comunes de ambas vacunas en niños de seis meses a cuatro o cinco años fueron comparables a los observados en grupos de mayor edad, e incluyen irritabilidad, somnolencia, pérdida de apetito y sensibilidad en el lugar de la inyección, lo que generalmente mejoraba a los pocos días de la vacunación.

La EMA enviará ahora sus opiniones científicas a la Comisión Europea, que será quien tome la última decisión sobre la ampliación de la licencia de uso para estos nuevos grupos de edad.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo / abv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *