Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El fútbol es una religión en América Latina, por eso, a un mes del inicio de la Copa del Mundo de la FIFA, el tradicional álbum de Panini también despierta la fe de los fanáticos que ven en las calcomanías las más preciadas joyas cuando encuentran a su ídolo.

En Colombia, este tradicional álbum empezó a circular en 1982 y, justamente cuatro años después, en México 1986, Vicente Najar, empezó a vender e intercambiar las figuritas del álbum del mundial. Con Qatar 2022, completará 10 mundiales comercializándolo.

Vicente Najar explicó a la Voz de América que la idea del negocio surgió cuando en la década de 1980, intercambiaban tarjetas de “amor” en el centro de la capital colombiana.

“Todo comenzó con las cartitas de amor, en ese entonces era la forma de expresión de una persona hacia las mujeres, o hacia los hombres, se juntaban las carticas y se vendían”, cuenta.

El recuerdo de las primeras ventas y cómo surgió su negocio, para él se traducen en cuatro décadas dedicado a esta pasión, que en época de Mundial de Fútbol, despierta el recuerdo de sus primeras ventas mientras atiende a fanáticos y coleccionistas futboleros que pasan preguntando por las nuevas y antiguas figuritas.

“Eso se colecciona en muchos álbumes, lo que pasa es que depende también del momento, porque uno puede coleccionar muchos álbumes, pero la cuestión es sacarlos, hay momentos como ahora, donde toda la gente quiere comprar”, dice.

‘El Pibe’ Valderrama, Oliver Kahn, Juan Román Riquelme, Ronaldinho, Roberto Carlos, Cafú, David Beckham, Cuauhtémoc Blanco, Alex Aguinaga y otros en forma de calcomanías, son parte de una colección de figuritas que vendió hace poco por 1.600 dólares a un coleccionista que viajaría a Estados Unidos.

“Vino un señor y vio las calcomanías, yo no pensé que necesitara demasiadas, y me dijo: ‘cuánto vale esa caja’, le respondí que 10 millones de pesos colombianos (equivalentes a 2.300 dólares), pero me ofreció 7 millones de pesos colombianos (unos 1.600 dólares) y se las vendí”.

Vicente, dice que le parecen poco 10 mundiales vendiendo y coleccionando todos los álbumes y que espera hacerlo por muchos años más. Su propósito es que las colecciones de los mundiales de Alemania 2006, Brasil 2014, Rusia 2018 que guarda en su poder, y la de Qatar 2022, que ya completó, alcancen una alta valoración y por eso las mantiene en un sobre especial para que no se deterioren.

“Me esperan todavía cuatro mundiales. Lo que más me gusta de mi trabajo es atender a la gente, que la gente se sienta feliz”, afirma.

Panini es una empresa italiana, que se asoció desde el Mundial de México 1970 con la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), para comercializar el álbum del mundial. Desde esa Copa del Mundo hasta la actualidad. la compañía se ha dedicado a ofrecerle una experiencia única a fanáticos, vendedores y coleccionistas como Vicente, que inician todo un ritual en la antesala y desarrollo del gran torneo de fútbol para completarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *