Publicado en Destacado, NACIONAL.

Alejandra, una colombiana de 25 años, llegó a la Ciudad de México el 22 de septiembre, había planeado tener unas vacaciones con su novio Richard, de origen estadunidense, pero tras tenerla 7 horas retenida en un cuarto del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) fue devuelta a su país.

“Me fui detrás de él llorando, suplicando diciéndole cómo es posible que usted me diga eso, si traigo el dinero, traía pesos mexicanos, traía dólares, soy invitada de mi novio. Llegué a México a las seis de la tarde en Migración estuve hasta la 1 de la mañana. Me quitaron zapatos, cordones de los zapatos, me quitaron mi maleta, no tuve acceso a mi teléfono para avisarle a Richard que me devolvieron. No nos dieron un vaso de agua, no nos dieron comida, no nos dieron absolutamente nada. Regresé aquí a Bogotá a las 4 y media de la mañana, estábamos como si hubiéramos sido delincuentes”, relató Alejandra, ciudadana colombiana.

La joven estudiante universitaria señaló que por el maltrato que enfrentó nunca más volverá a México.

“Me pidió mi teléfono, me pidió que me mostrara conversaciones que había tenido con mi novio, me pidió fotos, me quitaron el teléfono y me mandaron a una habitación con varias personas ¿qué cuánto dinero llevaba en efectivo? ¿qué cuánto dinero tenía en mi tarjeta de débito? Me inspeccionaron todo el teléfono, redes sociales. Le dije que Richard me estaba esperando ahí afuera al de Migración para que él verificara que estaba diciendo la verdad, salió este señor y me dijo, no tiene suficiente dinero en efectivo para entrar a nuestro país es denegada su entrada”, dijo Alejandra, ciudadana colombiana.

A decir de ciudadanos colombianos, desde el mes de abril se endurecieron las medidas para su ingreso a México y algunos, a pesar de presentar un pre-registro y hasta carta de invitación, son regresados a su país. Esto ocurre, aseguran, principalmente en los aeropuertos de la Ciudad de México y Cancún.

Aseguran que, al llegar a los aeropuertos, personal del Instituto Nacional de Migración los entrevista, les revisa documentos y hasta teléfonos, algunos los mandan a cuartos de espera donde deben permanecer varias horas, otros salen del país de inmediato.

“Mi esposa, mis hijos lastimosamente tuvimos una experiencia muy mala en ese aeropuerto de Cancún, donde sin decirnos, ni darnos ninguna explicación nos quitaron nuestros teléfonos. En el mismo vuelo nos regresaron, éramos colombianos, simplemente nos dijeron no y ya, se estigmatiza precisamente por ser colombiano. Mucha gente que le ha pasado lo mismo. Que las autoridades de migración se pongan la mano en el corazón y se den cuenta que somos gente y personas que trabajamos Y ahorramos para traer a nuestra familia de vacaciones”, indicó Rober Quintero, ciudadano colombiano.

Algunos colombianos han documentado con videos subidos a redes sociales la situación que enfrentan en terminales áreas de México.

“Llegamos a las 12 de la noche en la fila de migración es donde no nos dejaron continuar esa pequeña salita para hacer una segunda entrevista. En ese momento no estaba tan asustada, así que me puse a grabar como servía agua en esos vasos de papel y menos mal, porque sería el último vaso de agua que me tomaría en toda la noche, pues en la otra sala no había agua para tomar. Yo tenía plena confianza de qué nos dejarían pasar pues tenía todo en regla y no había motivos para que nos negaran la entrada, tomé la cámara escondida y la guardé en mi pantalón, nos metieron en esa sala fría donde debíamos esperar en el piso. Yo tenía todos los documentos, ya tenía reservas de hoteles, pasajes de salida, tenía plata para mostrar en efectivo y en cuenta que no valía nada para afuera y estamos en un lugar donde no se puede meter nada”, dijo una colombiana.

Al buscar la postura del Instituto Nacional de Migración enviaron una tarjeta informativa donde señalaron que el proceso de inadmisión a México se da de conformidad con la ley y reglamento en la materia, sin distingos de país de origen y con respeto a los derechos humanos.

Además, indicaron que, según lo establecido en el Reglamento de la Ley de Migración, al momento del arribo de una persona extranjera se le podrán solicitar documentación que compruebe el motivo de su viaje como:

  • Reservación de hotel
  • Boletos de regreso
  • Itinerario
  • Carta para demostrar que la persona tiene empleo
  • Carta de invitación
  • Pasaporte
  • Motivo del viaje
  • Lugar de residencia
  • Domicilio
  • Tiempo de estancia en territorio mexicano

Personal de Migración consultado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México indicó que el Reglamento de verificación para los extranjeros se aplica para todas las nacionalidades, pero aceptaron que tiene especial cuidado en las personas colombianas.

“En migración sentí una estigmatización. Me pidieron mostrar los documentos, la reserva del hotel, el ticket aéreo de vuelta, me hizo muchas preguntas sobre la empresa en la que trabajaba. Hasta me preguntó si la empresa era rentable y eso para qué. Pareció muy incómodo, porque yo vengo acá en un viaje de clases de la maestría”, refirió Samira Tumi, ciudadana colombiana.

La situación provocó un pronunciamiento de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo donde expuso que el trato del que son objeto algunas personas de ese país, por parte de agentes migratorios genera la cancelaciones y disminución en las reservas a este mercado.

Según informes del Gobierno Federal, durante los meses de agosto y septiembre 20 colombianos estuvieron relacionados con delitos en la Ciudad de México, principalmente las extorsiones por los préstamos de gota a gota, tráfico de personas, robo a casa habitación, monta deudas, portación de arma y delitos contra la salud.

Con información de N+ Arturo Sierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *