Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

La FIA (Federación Internacional del Automóvil), ha sancionado a la escudería Red Bull, luego de una investigación en donde arrojan que el equipo de F1 excedió en los gastos del presupuesto.

La F1 fijó un tope presupuestal de 145 millones de dólares el año pasado, cuando el piloto de Red Bull Max Verstappen ganó reñidamente su primer campeonato del mundo al superar a Lewis Hamilton en una controversial última carrera.

El fin de semana pasado, el jefe del equipo de Red Bull Christian Horner respondió molestó a lo que calificó como “reclamos ficticios” de que el equipo había excedido el presupuesto.

Tras un breve retraso en la revisión, la FIA finalmente entregó los informes correspondientes al 2021 con fecha de vencimiento el mismo 31 de diciembre de ese año y detalló que ambos equipos no han estado dentro de la normativa financiera.

“La Administración del Límite de Costes de la FIA ha emitido certificados de conformidad a siete de los diez Competidores”, destacó la organización a través de un comunicado en el que remarcó que Aston Martin Aramco Cognizant Formula One ha incumplido el Reglamento Financiero, mientras que  Oracle Red Bull Racing “incumple el Reglamento Financiero en cuanto al procedimiento y a los gastos menores”.

Por su parte, encontraron que Williams Racing también incumplió esta normativa del período 2021, “con la excepción de un anterior incumplimiento de procedimiento (en relación con el cual la Administración del Límite de Costes celebró un acuerdo con Williams en mayo de 2022. Este incumplimiento de procedimiento fue subsanado por Williams de manera oportuna, cooperativa y transparente)”.

“La FIA también desea señalar que, con respecto a este primer año de aplicación de las Regulaciones financieras, la intervención de la Administración del límite de costos de la FIA se ha limitado a revisar las presentaciones realizadas por los Competidores y que no se iniciaron investigaciones formales completas”, remarcó en el comunicado en cuestión que publicó en su página web.
Con respecto a la situación de Aston Martin y Red Bull, concluyeron que están determinando el curso de acción apropiado que se debe tomar y en los próximos días “se comunicará más información”. Frente a ese escenario, la FIA podría decidir aplicar una penalización de puntos o incluso la “exclusión del campeonato mundial”, como indica el reglamento.

En esta línea, el jefe de la escudería Mercedes Toto Wolff reclamó que el organismo rector del deporte motor deberá tomar acciones en contra de Red Bull y los otros equipos que hayan quebrantado las reglas.

El límite presupuestal se fijó con el fin de mantener la paridad en los equipos de la F1 y reducir el poder adquisitivo de las grandes escuderías como Mercedes, Ferrari y Red Bull. Se redujo a 140 millones en 2022 y caerá a 135 millones de dólares en el 2023, excluyendo los salarios de los pilotos y costos del motor.

 

Foto tomada de Mexsport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *