Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Funcionarios del distrito escolar de Uvalde, en el estado de Texas, EEUU, anunciaron el viernes que habían suspendido a toda la fuerza policial del distrito escolar, cinco meses después de que un tiroteo en una escuela primaria dejara 19 niños y dos maestros muertos.

En un comunicado publicado en su sitio web oficial, el Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde dijo que «sigue comprometido con resolver problemas con pruebas verificables» y «los desarrollos recientes han puesto de manifiesto preocupaciones adicionales con las operaciones del departamento».

Como resultado, el distrito informó que «tomó la decisión de suspender todas las actividades del Departamento de Policía de Uvalde por un período indefinido de tiempo. Los oficiales actualmente empleados desempeñarán otras funciones en el distrito».

Asimismo, colocaron a dos oficiales del departamento de policía, el teniente Miguel Hernández y Ken Mueller, en baja administrativa. Tras la decisión, Mueller optó por retirarse.

La declaración continuó diciendo que había solicitado al Departamento de Seguridad Pública de Texas que proporcionara soldados adicionales para el campus y las actividades extracurriculares. El distrito dijo que había contratado a la firma de investigación privada JPPI para realizar una investigación sobre la respuesta de los oficiales de policía de UCISD al tiroteo del 24 de mayo.

Surgieron muchas preguntas con respecto a la respuesta del departamento de policía del distrito escolar al tiroteo en el que un hombre armado de 18 años, Salvador Ramos, ingresó a la escuela a través de una puerta abierta y mató a 19 niños y dos maestros.

 

Fuente: VOA / Foto: Archivo / JAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *