Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

En respuesta al disparo norcoreano de un misil balístico de alcance intermedio sobre Japón, este martes aviones caza surcoreanos y estadounidenses realizaron ejercicios de bombardeo de precisión hacia el Mar del Este.

«Con la participación de cuatro F-15K de la Fuerza Aérea surcoreana y cuatro F-16 de la Fuerza Aérea estadounidense, los F-15K surcoreanos dispararon dos bombas conjuntas de ataque directo a un blanco virtual en el mar Amarillo», informó el Estado Mayor Conjunto de Seúl. Los simulacros apuntaron a demostrar la «capacidad de realizar un ataque de precisión en el inicio de las provocaciones», agregó.

Según las estimaciones iniciales, el misil norcoreano que desató la respuesta de Corea del Sur y Estados Unidos alcanzó una distancia de 4 mil 500 kilómetros y mil  kilómetros de altura, la mayor lograda por ningún otro misil disparado por el régimen de Pyongyang, según el ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *