Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, socieda-espectaculos.

Loretta Lynn fue una de las primeras mujeres en alcanzar la cima en la música country, en las décadas de 1960 y 1970

Loretta Lynn, leyenda de la música country de Estados Unidos en la que influyó en buena medida con sus letras, murió hoy, 4 de octubre de 2022, en su casa de Hurricane Mills, en Tennessee, Estados Unidos, a los 90 años, informó su familia en un comunicado.

“Nuestra preciosa mamá, Loretta Lynn, falleció en paz esta mañana, el 4 de octubre, mientras dormía en su casa en su amado rancho en Hurricane Mills”, se informó en el comunicado de la familia de la artista.

Nacida en Kentucky, Loretta Lynn fue una de las primeras mujeres en ascender a la cima de este género musical en las décadas de 1960 y 1970, hablando más abiertamente que nunca en sus letras sobre la sexualidad y la vida íntima de las mujeres de su época.

El estilo de Lynn como cantautora, con letras muy íntimas sobre su vida, acerca de la pobreza o la lucha de las mujeres, la convirtió en una de las máximas referencias de la historia del country con una carrera que se prolongó desde 1960 hasta prácticamente sus últimos años de vida.

Originaria de una localidad ubicada en las montañas del este de Kentucky, la estrella del country siempre mostró predilección por retratar con crudeza la realidad que había vivido.

De hecho, sus luchas personales quedaron reflejadas en “Coal Miner’s Daughter” (hija de un minero del carbón, en español), una canción que le aupó a la gloria desde su lanzamiento en 1971.

Este tema salió al mercado dos años después de su autobiografía homónima, que consiguió una acogida tan notable que sería llevada a la gran pantalla en 1980 de la mano de la actriz Sissy Spacek, quien consiguió un Óscar por su interpretación de la propia Lynn.

Temáticas como el sexo, el amor, la infidelidad, el divorcio o la natalidad inspiraron igualmente sus rompedoras canciones en los sesenta y lo setenta, cuando ni siquiera otros géneros más aperturistas se atrevían a hablar de ello.

Algunos de sus grandes éxitos en la época fueron “You Ain’t Woman Enough” (1966), “Don’t Come Home a Drinkin” (1967), “Fist City” (1968), o “One’s On The Way” (1972), entre otras muchas, producidas por su antiguo asistente personal y diseñador Tim Cobb.

Además, Lynn fue la primera mujer nombrada artista del año en las dos principales galas de premios de su género predilecto; primero por la Asociación de Música Country en 1972 y luego por la Academia de Música Country en 1975.

En 1998, “Coal Miner’s Daughter” se convirtió en su primera grabación incluida en el Salón de la Fama del Grammy.

El legado de Lynn lo conforman 50 álbumes de estudio y 36 discos recopilatorios a lo largo de seis décadas de carrera coronadas por tres premios Grammy.

Dos de estos galardones llegarían en 2005, mucho después de su momento de mayor esplendor, por su álbum “Van Lear Rose” y en 2010 recibió el premio a la trayectoria de la Academia de la Grabación.

Durante sus últimos años, la artista continuó escribiendo y en 2014 firmó un contrato para producir varios discos con Legacy Records (Sony Music).

Tan solo tres años después un derrame cerebral le obligó a cancelar todos sus conciertos de esa temporada y su figura se fue alejando progresivamente de la esfera pública hasta ahora.

Lynn estuvo casada casi 50 años con Oliver “Doolittle” Lynn, un representante de talentos de la música country que falleció en 1996 y con el que tuvo seis hijos.

Estos informaron este martes que darán más detalles acerca del funeral próximamente y pidieron a los fans que cualquier donación vaya destinada a la Fundación Loretta Lynn, dedicada a promocionar la historia de la música country con fines culturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *