Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Varios grandes ejes de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, estaban bloqueados el sábado por la tarde por militares, poco después de una ráfaga de disparos escuchada en el centro de la ciudad por varios testigos.

Este aumento de la tensión se produjo al día siguiente del golpe de Estado en el que los militares destituyeron al teniente coronel Paul Henri Sandaogo Damiba, jefe de la junta que llegó al poder a finales de enero también por la fuerza.

Varios testigos informaron haber oído una ráfaga de disparos en las inmediaciones de la rotonda de las Naciones Unidas, en el centro de la ciudad, a última hora de la mañana.

Entonces, como el viernes, los militares retomaron sus posiciones para bloquear los principales ejes de la ciudad y en particular el barrio donde se encuentra la presidencia.

Según un periodista de la AFP, los helicópteros sobrevolaban el centro de la ciudad a mediodía.

Los comerciantes que habían reabierto sus tiendas en la mañana del sábado, cuando la calma había vuelto, cerraron y se apresuraron a partir.

Con información de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *