Publicado en Destacado, NACIONAL.

Voceros de Pemex informaron que un ventilador de la planta catalítica falló, lo que ocasionó que saliera de operación.

Grandes columnas de humo que salieron de la refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Petróleos Mexicanos en Salina Cruz, Oaxaca causaron alarma entre la población, la noche de este jueves.

Desde diferentes puntos de la ciudad fue posible observar algunos desfogues en las plantas de la refinería, que además de generar un humo denso, esparcieron un olor a hidrocarburos por toda la ciudad.

“De repente se olía muy feo, feo el humo y vimos, salimos y toda la casa se llenó de humo, salimos y miramos a la refinería y vimos que estaba completamente lleno de humo y pues sí, nos asustamos mucho”, dijo Anahí López, habitante de Salina Cruz.

“Empecé a oler así como tipo llanta quemada, así como así humo, como si se estuviera quemando algo y salí a ver, porque los vecinos estaban haciendo mucha bulla, estaban hablando, salimos y la refinería estaba sacando mucho humo blanco entonces nos pusimos en alerta”, señaló Paul Coronel Franco, habitante de Salina Cruz.

Desfogue en refinería causó nube que alarmó a población de Salina Cruz, Oaxaca

Todo ello ocasionó alarma entre la población, que, sin embargo, según Petróleos Mexicanos no se trató de un accidente, sino de desfogues generados por la salida de operaciones de la planta catalítica.

“Hasta este momento, el reporte qué tenemos es la pura alarma, porque ellos observaron algo de humo, entonces pues eso causó alarma, nosotros ya nos dirigimos a la zona para ver, verificar bien todo alrededor de la refinería. Se hablaba de una planta catalítica que había salido de función”, destacó Jesús González Pérez, delegado de Protección Civil en el Istmo de Tehuantepec.

Voceros de Pemex informaron que un ventilador de la planta catalítica falló, lo que ocasionó que saliera de operación.

Señalaron que esta situación no generó riesgo alguno para los trabajadores de la refinería y menos para los habitantes del puerto de Salina Cruz.

Unas dos horas más tarde, el humo y las llamas disminuyeron.

 

 

Con información de Jorge Morales

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *