Publicado en Destacado, NACIONAL.

Durante el operativo del viernes fue rescatado un menor de tres años que fue enviado a Israel junto con su padre. El hombre supuestamente huyó de la secta y fue quién interpuso la denuncia contra integrantes de Lev Tehor en Chiapas

Un grupo de niños y adolescentes, que pertenecen a la comunidad ultraortodoxa judía, intentó huir del centro habilitado del Sistema Nacional para Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en el municipio fronterizo de Huixtla, Chiapas.

Desde el viernes pasado, unos 20 menores de edad permanecen retenidos en las instalaciones del DIF que es administrado por el Instituto Nacional de Migración, luego de un operativo que implementó la Fiscalía General de la República en Tapachula, para detener a dos líderes de la secta religiosa ‘Lev Tahor’ uno de origen estadounidense y otro israelí, acusados de presunto tráfico de personas, abusos de menores y violaciones contra menores de edad así como de delincuencia organizada.

Los menores de la secta hablan una combinación de español, inglés, alemán y yidish. En su protesta causaron destrozos, rompieron vidrios, lanzaron objetos y golpearon a empleados y guardias de seguridad del DIF. 

“Los niños están gritando que quieren salir, están secuestrados como dicen, no sabemos que ellos quieren de nosotros”, dijo Moshe Alther, integrante comunidad ‘Lev Tehor’. 

En la protesta denunciaron que llevan días sin probar alimentos. 

“Ya seis días, sin darle de comer, sin darle a visitar nada. Mira cómo están los niños, cómo se hacen”, afirmó Nissan Malka, integrante de ‘Lev Tehor’.

Menores judíos ortodoxos intentan escapar del DIF en Chiapas

Durante el operativo del viernes fue rescatado un menor de tres años que fue enviado a Israel junto con su padre. El hombre supuestamente huyó de la secta y fue quién interpuso la denuncia contra integrantes de Lev Tehor en Chiapas. 

“Acá tenemos los papeles, no hay ninguna orden de juez que pueda agarrar ningún niño. Hay orden de cateo para buscar cosas, no hay orden para llevar a ninguno”, detalló Moshe Alther.

La secta ha sido señalada de permitir matrimonios entre menores de edad, implementar castigos severos a niños y obligar a niñas a cubrirse completamente con túnicas. Hace varias décadas salieron de Israel, se establecieron una temporada en Canadá, luego migraron hacia Guatemala y desde hace diez meses se asentaron en el ejido la independencia, en la zona alta de Tapachula. 

La comunidad ultraortodoxa judía argumenta que el operativo violentó sus derechos humanos y que todos sus integrantes están legalmente en el país.

“El lunes les avisaron que todo estaba bien y qué podían salir los niños pero no los han liberado, la comunidad judía no trafica personas, somos personas de bien, vinieron a México a buscar un refugio, no vinieron de ilegales. COMAR se los concedió, nuestros rabinos son inocentes, yo entré voluntariamente y ahora no nos dejan salir”, comentó David Rosales.

La embajada de Israel en México no ha fijado postura en torno al tema.

 

Con información de Fátima Monterrosa y Gustavo López

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *