Publicado en Destacado, NACIONAL.

En Chiapas, las autoridades de Protección Civil monitorean el Río Usumacinta que alimenta el sistema lagunario de Playas de Catazajá en la zona norte de la entidad, debido a que presenta un incremento en su cauce del 100 por ciento, tras el paso del huracán Ian.

La laguna ha comenzado a desbordar en las zonas bajas del municipio de Playas de Catazajá, tras las lluvias intensas que dejaron los remanentes del huracán Ian a su paso por la zona norte de Chiapas y comunidades colindantes con Guatemala.

“Ya el nivel de la laguna, el día de hoy ya amanecemos en semáforo amarillo, esto quiere decir que tenemos que estar muy previsorios y monitoreando continuamente el nivel, porque ya está alto, de hecho, ya está entrando o filtrando agua al malecón de Catazajá; algunas casas igual ya están rodeadas, que están en la periferia de la laguna, están rodeadas de agua”, indicó Roberto Darwin Montejo Espinoza, secretario de Protección Civil de Playas de Catazajá.

Las autoridades no descartan un posible desalojo en siete comunidades del municipio de Playas de Catazajá en caso de que los niveles del río Usumacinta sigan creciendo, hasta el momento se presentan encharcamientos de patios y traspatios debido al desbordamiento de la laguna que se alimenta de este río.

“Es bastante la creciente hasta allá sube. Estamos preparando para sacar las cosas porque pues, y levantarlas pues porque no las podemos dejar botadas ahí pues, el agua los destruye”, dijo Carmela Solís Pérez, habitante de Playas de Catazajá.

“En el municipio estamos hablando de que son mil 371 familias que ya tenemos amenazadas, estamos hablando de comunidades como Remolino Primera, Remolino Segunda, Patricio Tamarindo, Patricio Los Ángeles, Linda Vista Primera, Linda Vista Segunda, Victorico Grajales, que son las comunidades que están más bajas y entonces, son las más, hasta ahorita, afectadas en ciertos sentidos, están rodeadas de agua, todavía no tiene agua algunas casas dentro, pero ya sus patios están anegados”, indicó Roberto Darwin Montejo Espinoza, secretario de Protección Civil de Playas de Catazajá.

El Usumacinta es uno de los dos ríos más caudalosos del país, su cauce alimenta el sistema lagunario de Playas de Catazajá con una superficie de seis mil 500 hectáreas, abarcando los municipios de Palenque, La Libertad y Playas de Catazajá, este último, en donde además de las siete comunidades aledañas al margen de la laguna, también son vulnerables, alrededor de 80 familias de la cabecera municipal que se monitorea en caso de una evacuación.

Con información de N+

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *