Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El presidente de EcuadorGuillermo Lasso, aseguró que los restos hallados este miércoles 21 de septiembre de 2022 corresponden a María Belén Bernal, la abogada que desapareció hace 10 días cuando acudió a la Escuela de Policía a visitar a su esposo, un teniente ahora prófugo de la Justicia.

“Con profundo dolor e indignación”, Lasso informó en un mensaje en redes sociales que “María Belén fue encontrada” tras hallarse restos óseos en un cerro cercano a la Escuela Superior de Policía de Ecuador, y prometió que “su feminicidio no quedará impune y todos los responsables serán sometidos a la ley”.

Lasso también expresó su solidaridad con la madre y el hijo de 13 años de Bernal, quienes desde la semana pasada reclamaban al Gobierno que se la entregaran, pues advertían que había desaparecido en un recinto donde el Estado era especialmente responsable de su cuidado.

De su lado, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, escribió en su cuenta de Twitter que la Policía “hizo su trabajo y encontró a María Belén” y que también localizará a Germán Cáceres, marido de la abogada y uno de los principales sospechosos de su muerte.

“Lamento profundamente su muerte, un femicidio que no quedará en la impunidad. Encontraremos a Cáceres donde esté y lo entregaremos a la Justicia”, remarcó Carrillo, quien incluso dijo este miércoles que renunciaría a su cargo si no encontraban a la víctima en un plazo de 10 días.

“Pido perdón y ofrezco una disculpa a Elizabeth Otavalo (madre) y a su nieto (hijo de Bernal)”, agregó Carrillo, quien ha sido blanco de críticas por comentarios suyos, rebatidos por la madre de la víctima, quien ha criticado que se haya afirmado que este caso se trata de un “crimen pasional”.

Horas antes de la confirmación realizada por el presidente y el ministro, la Fiscalía había anunciado el hallazgo de restos óseos en el cerro Casitagua, una de las zonas donde buscaba a Bernal y que está situada muy cerca de la Escuela Superior de Policía, que se encuentra en el norte de Quito.

Además, el Ministerio Público informó de operaciones de allanamiento a las viviendas del padre de Cáceres, en la ciudad de Guaranda, capital de la provincia andina de Bolívar, y de su madre en la ciudad de Ambato, capital de la provincia de Tungurahua.

El caso de Bernal se conoció después de que su familia denunciara que no sabían nada de ella desde el 11 de septiembre, cuando ingresó en la Escuela de Policía, donde su esposo ejercía como instructor.

La Fiscalía, tras conocer la denuncia, tomó una primera declaración a Cáceres, pero quedó en libertad, luego de lo cual se ha mantenido en condición de prófugo, sin que la Policía revele si tiene indicios para determinar su localización.

Según Elizabeth Otavalo, antes de encontrarse los restos atribuidos a su hija, se había localizado el teléfono, la cartera, la billetera y una zapatilla de la abogada “en la Escuela Superior, debajo de unas gradas, escondido en una funda”.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.