Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

El futbol argentino vivió un momento tenso este domingo en el encuentro entre Racing y Platense, luego de que el arquero Gabriel Arias se enganchó en una discusión con aficionados que lo llevó a terminar declarando ante la policía.

Luego del encuentro que terminó 1-0 a favor de Racing, el arquero Arias se volteó hacia la afición de Platense y con sus manos hizo una seña obsena al pasar su dedo índice por un agujero que hacía en la otra mano, lo que de inmediato desató la furia, por lo que jugadores del rival se le fueron encima y el árbitro terminó por expulsar al portero.

Sin embargo, no todo quedó en la cancha, pues Arias tuvo que ir a una comisaría de policía a declarar por lo sucedido, ya que existe una Ley en Argentina que condena la violencia en el deporte.

El arquero de origen chileno tuvo que rendir cuentas sobre lo sucedido en la cancha, sin embargo, no quedó ahí, pues deberá afrontar una sanción que va desde partidos de suspensión, hasta incluso arrestos de 5 a 20 días.

Por su parte, la justicia argentina también levantó una denuncia contra el estadio de Platense por realizar cánticos xenofobos en contra del portero de Racing, lo que también será investigado y después se determinará una sanción.

Fuente: Diario Olé/Foto: Mexsport

El futbol argentino vivió un momento tenso este domingo en el encuentro entre Racing y Platense, luego de que el arquero Gabriel Arias se enganchó en una discusión con aficionados que lo llevó a terminar declarando ante la policía.

Luego del encuentro que terminó 1-0 a favor de Racing, el arquero Arias se volteó hacia la afición de Platense y con sus manos hizo una seña obsena al pasar su dedo índice por un agujero que hacía en la otra mano, lo que de inmediato desató la furia, por lo que jugadores del rival se le fueron encima y el árbitro terminó por expulsar al portero.

Sin embargo, no todo quedó en la cancha, pues Arias tuvo que ir a una comisaría de policía a declarar por lo sucedido, ya que existe una Ley en Argentina que condena la violencia en el deporte.

El arquero de origen chileno tuvo que rendir cuentas sobre lo sucedido en la cancha, sin embargo, no quedó ahí, pues deberá afrontar una sanción que va desde partidos de suspensión, hasta incluso arrestos de 5 a 20 días.

Por su parte, la justicia argentina también levantó una denuncia contra el estadio de Platense por realizar cánticos xenofobos en contra del portero de Racing, lo que también será investigado y después se determinará una sanción.

Fuente: Diario Olé/Foto: Mexsport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.