Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La estadounidense Zendaya y el surcoreano Lee Jung-Jae hicieron historia este lunes al ganar el Emmy a mejor actriz y actor dramáticos, respectivamente, por sus papeles en ‘Euphoria’ y El Juego del Calamar

‘Succession’, la surcoreana “El juego del calamar” y “The White Lotus” fueron los grandes triunfadores de los premios Emmy, que regresaron este año con una fastuosa ceremonia en Los Ángeles luego de dos ediciones disminuidas por la pandemia.

“Esta ha sido una gran semana de sucesiones”, dijo refiriéndose al fallecimiento de la reina Isabel II el creador de “Succession”, Jesse Armstrong, al aceptar el Emmy a la mejor serie dramática, el mayor premio de la noche. Armstrong también conquistó el premio a mejor escritor de serie dramática.

La producción de HBO sobre los ambiciosos miembros de una familia que luchan entre sí dominaba la competencia con 25 nominaciones, y se alzó con cuatro estatuillas, entre las que también destaca mejor actor de reparto dramático para Matthew Macfadyen.

HBO vivió una excelente noche. Además del triunfo de “Succession”, su popular miniserie “The White Lotus”, que sigue los dramas de un grupo de ricos turistas en un paradisíaco hotel de lujo, dominó cuantitativamente al hacerse con diez premios, incluyendo mejor miniserie y actriz y actor de reparto que fueron para la carismática Jennifer Coolidge y Murray Bartlett, respectivamente.

El éxito mundial “El juego del calamar” arrasó en seis categorías, entre ellas mejor mejor director (Hwang Dong-hyuk) y actor con Lee Jung-jae, el primero de habla no inglesa en llevarse esta victoria.

La popular “Euphoria” igualó a la producción surcoreana con seis estatuillas, entre ellas la de mejor actriz de serie dramática que fue para Zendaya, quien se hizo por segunda vez con el galardón.

‘Ted Lasso’ ganó por segundo año consecutivo el premio a la mejor comedia.

La estadounidense Zendaya y el surcoreano Lee Jung-Jae hicieron historia este lunes al ganar el Emmy a mejor actriz y actor dramáticos, respectivamente, por sus papeles en “Euphoria” y “Squid Game” (“El Juego del Calamar”), dos de los fenómenos televisivos del año.

Zendaya, a sus 26 años, se convirtió en la actriz más joven que gana dos veces el Emmy de interpretación mientras que Lee Jung-Jae se coronó como el primer actor que triunfa en los premios con un papel interpretado en un idioma diferente al inglés

“Gracias por creer en mí, incluso cuando yo no lo hago”, señaló la joven actriz al recoger el galardón frente a otras compañeras nominadas como Jodie Comer (“Killing Eve”), Laura Linney (“Ozark”), Melanie Lynskey (“Yellowjackets”), Sandra Oh (“Killing Eve”) y Reese Witherspoon (“The Morning Show”).

Zendaya, que en “Euphoria” encarna a una estudiante de instituto con una seria adicción a las drogas, repitió así la victoria que ya logró en 2020 por la primera temporada de la serie.

Entonces, se convirtió en la actriz más joven en ganar el Emmy a la mejor interpretación dramática.

“Muchas gracias por crear un espacio seguro para rodar esta serie tan complicada”, dijo este lunes al creador del exitoso formato de HBO, Sam Levinson.

Zendaya, también conocida por formar parte del reparto de la última trilogía de “Spider-Man” y “Dune”, ha despertado la admiración del público y de la crítica con “Euphoria”, todo un fenómeno juvenil que con el estreno de su segunda temporada registró las mejores audiencias de HBO tras el final de “Game of Thrones”.

El protagonista de otro fenómeno de masas, en este caso de Netflix, subió al escenario minutos después para recoger el Emmy por protagonizar “Squid Game” (“El Juego del Calamar”).

Jung-Jae, quien hasta hace un año era un completo desconocido para la industria anglosajona, se impuso este lunes a otros nombres como Jason Bateman (“Ozark”), Brian Cox (“Succession”), Bob Odenkirk (“Better Call Saul”), Adam Scott (“Severance”) y Jeremy Strong (“Succession”).

“Gracias por hacer que un problema realista que todos enfrentamos haya tenido vida en la pantalla con un guion genial e increíbles efectos visuales”, indicó el actor tras dirigirse al director de la serie, Hwang Dong-Hyuk.

“Squid Game” (“El Juego del Calamar”), que recrea una distopía en la que un grupo de personas arruinadas compite a vida o muerte en juegos infantiles por un botín, se convirtió el año pasado en la serie más vista en la historia de Netflix.

La ficción era la primera producción rodada en un idioma extranjera que logró la nominación a mejor serie de drama en los Emmy pero el galardón fue finalmente para “Succession”.

 

Con información de EFE

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.