Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ante miembros de ambas Cámaras del Parlamento en Westminster Hall, el monarca dijo ‘sentir el peso de la Historia’ tras la muerte de su madre y promete respetar los principios constitucionales

El Rey Carlos III se dirigió por primera vez al Parlamento británico, asegurando “sentir el peso de la Historia” tras la muerte de su madre, en una ceremonia que reunió a ambas cámaras en Westminster.

“Presentándome ante ustedes hoy, no puedo evitar sentir el peso de la Historia que nos rodea y que nos recuerda las tradiciones parlamentarias vitales a las que los miembros de ambas cámaras se dedican con tanto compromiso”, afirmó ante representantes de la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores.

En un simbólico discurso donde defendió la importancia del Parlamento, como “instrumento vivo de la democracia” en Reino Unido.      

“Estando aquí ante ustedes hoy, no puedo evitar sentir el peso de la historia que nos rodea y que nos recuerda las tradiciones parlamentarias cruciales a las que los miembros de ambas cámaras se dedican con tanto compromiso personal”, declaró Carlos III en su intervención, después de escuchar a los políticos sentado en un trono junto a la reina consorte, Camila.

Isabel II fue “un patrón para todos los príncipes vivientes”, manifestó, citando a William Shakespeare en Enrique VIII, al recordar el reinado de su madre, que el pasado 6 de febrero batió el récord de 70 años en el trono.

La reina “se comprometió a servir a su país y a su pueblo y a mantener los preciados principios del gobierno constitucional que constituyen el corazón de nuestra nación”, declaró.

“Sentó un ejemplo de deber desinteresado que, con la ayuda de Dios y el consejo de ustedes, estoy resuelto a seguir fielmente”, mantuvo.

Previamente, los representantes de las dos Cámaras, John McFall, de la Cámara de los Lores (alta), y Lindsay Hoyle de los Comunes (baja), le transmitieron sus sentidas condolencias en nombre de todos los parlamentarios, en una solemne ceremonia en la que el luto de los asistentes se combinó con el oro y el terciopelo rojo de la parafernalia real y prometieron lealtad al nuevo monarca.

Lord McFall recordó que Isabel II visitó muchas veces durante su reino las Casas del Parlamento, en el centro de Londres, no solo para inaugurar anualmente las sesiones parlamentarias sino también en otros eventos históricos, y siempre fue un ejemplo de “líder y servidora de su pueblo”.

Admitió que muchos “habían cerrado los ojos” a la realidad de que su reinado acabaría. “Pero ha acabado”, constató, antes de prometer lealtad a su sucesor y desearle lo mejor, junto a la reina consorte, “en la vida de servicio a la que se ha dedicado”.

Hoyle destacó la sensación de pérdida que experimenta todo el Reino Unido, otros territorios británicos y los países de la Commonwealth (excolonias), en catorce de los cuales Carlos III es ahora el rey.

“Por más profundo que sea nuestro dolor, sabemos que el suyo lo es aún más”, le dijo al monarca.

El soberano recibirá en audiencia en Holyroodhouse a la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, y acudirá posteriormente al Parlamento autónomo para escuchar y contestar al mensaje de condolencia de los diputados, lo que también hará en días sucesivos en Belfast y Gales. 

Tras este discurso en el Parlamento, Carlos III, acompañado de Camila, emprendió un vuelo a Edimburgo (Escocia), donde pasará revista a la Guardia de Honor en la residencia real de Holyrood antes de asistir a un servicio religioso en la catedral de St Giles en honor a Isabel II, cuyo féretro será llevado en procesión.

 

 

on información de Agencias

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.