Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Las inoculaciones comenzarán a partir de noviembre, dijo el líder del país, Kim Jong-un, quien también señaló que se recomendará a la población el volver a llevar mascarilla como medida preventiva, sin dar más detalles.

Corea del Norte empezará a administrar la vacuna de la COVID-19 a su población a partir de noviembre, anunció el líder del país, Kim Jong-un, durante un discurso ante la Asamblea Nacional Suprema, el órgano legislativo del país.

“Recientemente, la Organización Mundial de la Salud y las organizaciones de profesionales de la salud en varios países vienen advirtiendo de que es necesario prepararse a fondo para un resfriado peligroso con la propagación del nuevo coronavirus este invierno”, dijo Kim durante su alocución, publicada en el diario Rodong.

“Recientemente, la Organización Mundial de la Salud y las organizaciones de profesionales de la salud en varios países vienen advirtiendo de que es necesario prepararse a fondo para un resfriado peligroso con la propagación del nuevo coronavirus este invierno”, dijo Kim durante su alocución, publicada en el diario Rodong.

Corea del Norte no informa de nuevos casos de covid en el territorio desde principios de agosto. Hasta el día 3 de dicho mes, el país había registrado unos 4,7 millones de personas (casi el 20 % de la población del país) con fiebre y algo más de 70 fallecidos.

Las cifras, que contrastan con la evolución de la pandemia en otros países, han llevado a los expertos a pensar que buena parte de los casos sospechosos pudieron ser fiebres tifoideas.

Corea del Norte ha rechazado varias ofertas de ayuda sanitaria, incluyendo el envío de vacunas de Seúl y de Estados Unidos, pero, según la Alianza Global para la Vacunación (GAVI), habría aceptado vacunas de China y ya habría administrado algunas.

Con informacion efe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.