Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Organización Panamericana de la Salud, reveló que en los próximos días recibirá 100 mil dosis de vacunas contra la viruela del mono, las cuales repartirá entre los 12 países de la región que se las han solicitado

Las vacunas cubanas contra COVID-19 aún no están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud, así lo aclararon los especialistas tras ser cuestionados sobre la eficacia en población pediátrica.

“Hay 2 vacunas cubanas que están siendo evaluadas por la OMS para la lista de uso de emergencia, pero aún se encuentran en etapas tempranas, por lo que aún no hemos evaluado la vacuna para adultos, pero entendemos que Cuba ya la está utilizando bajo la autoridad reguladora nacional para los niños. La OMS aún no tiene una posición porque su evaluación no ha terminado”, señaló Mariangela Simao, subdirectora para precalificación y evaluación de tecnologías de la OMS.

Por otra parte, en conferencia de prensa, la Organización Panamericana de la Salud, reveló que en los próximos días recibirá 100 mil dosis de vacunas contra la viruela del mono, las cuales repartirá entre los 12 países de la región que se las han solicitado, aunque reiteró que -por ahora- no es necesaria una vacunación masiva.

“Tras la solicitud de los estados miembros a principios de agosto la OPS se libró un acuerdo con Bavarian Nordic para ofrecer 100 mil dosis de las vacunas contra la viruela de los simios a países de América Latina y el Caribe a través de su fondo rotatorio, las entregas parciales a los países que solicitaron vacunas comenzarán ahora en septiembre, estamos recibiendo los últimos detalles logísticos como por ejemplo, los cálculos de seguridad y carga, y las entregas serán priorizadas sobre la base de la situación epidemiológica en los países”, detalló Carissa F. Etienne, directora de la OPS.

Confirmó que ya hay más de 30 mil casos de viruela del mono en la región de las Américas, por lo que ya se convirtió en el nuevo epicentro de la epidemia. Estados Unidos, Brasil, Perú y Canadá concentran el mayor número de contagios.

Cuestionados sobre el reciente brote de una neumonía registrada en Argentina, que ahora se sabe que fue causado por una bacteria llamada Legionella, los especialistas detallaron que puede ser fácilmente controlado.

“Es una enfermedad que produce neumonía muy severa, es conocida, produce brotes frecuentes y la causa principalmente porque es una enfermedad que vive naturalmente en los suelos y también en ambientes acuáticos, llámese, por ejemplo, sistemas de aire acondicionado que circula el aire y siempre sale agua / y por ahí se pueden infectar y crear brotes y también por la ingesta de agua contaminada. ¿por qué produce alta mortalidad? Bueno, la mayoría de los casos en hospitales como el que estamos viendo son personas mayores, personas con condiciones y también tienen un factor de riesgo para personas que fuman, pero es curable con antibióticos”,reiteró Marcos Espinal, director de enfermedades transmisibles, OPS.

Hasta la fecha se han registrado 11 casos de Legionella, que incluyen 4 fallecimientos en pacientes con comorbilidades, identificados en un centro de salud de Argentina.

Con información de Farah Reachi

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.