Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Javier Hernández intentó un cobro de penal a lo Panenka, el cual no salió de la major manera y el arquero rival, parado, tomó el balón, para así convertirse en uno de los osos más garrafales de este fin de semana.

Al respecto de la falla, Javier Hernández habló en sus redes sociales: «Asumir la responsabilidad de patear un penal es hacerse cargo de convertir o de errar. Con muchísima bronca por no haber podido conseguir los 3 puntos en casa pero bajar los brazos y dejar de luchar jamás ha sido una opción. A seguir dándolo todo por esta gran familia!».

El juego terminó empatado a dos goles ante el Sporting KC en la MLS.

 

Foto tomada de Mexsport

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.