Publicado en Destacado, ESTATAL.

El vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, aseguró que la recuperación de varios cuerpos en un predio ubicado en el municipio de Atzacan demuestra una vez más la existencia de la violencia que algunos niegan, la cual crece.

«No es cerrando los ojos como se puede eliminar la realidad, es descubriendo que existe esta dramática situación y atendiéndola con lo que sea necesario, el ejercicio correcto del estado de derecho y de las instituciones de seguridad pública».

A la par dijo que aumenta el sufrimiento de muchas familias que buscan a sus seres desaparecidos y que no los encuentran al no contar con el apoyo y respuesta que ellos quisieran.

El prelado afirmó que la iglesia católica ante estos hechos se une ante estos acontecimientos de modo solidario y que quedó de manifiesto desde el inicio de la Jornada de Oración por la Paz.

 

Fuente y foto: AVC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.