Publicado en Destacado, NACIONAL.

Actualmente el Órgano Interno de Control y la Fiscalía de Baja California tienen una investigación en curso por los medicamentos caducados. Las actuales autoridades de Salud explican así el deterioro.

A través de solicitudes de información vía transparencia, En Punto detectó que entre junio de 2021 y junio pasado, dentro de los almacenes de la Secretaría de Salud de Baja Californiacaducaron más de 546 mil medicamentos e insumos contra el cáncer, VIH, diabetes, entre otras enfermedades, que representan una pérdida de más de 119 millones de pesos.

“Nos comentan que no hay, o que si tú lo puedes comprar por fuera, la gente no entiende que para el cáncer tú no te puedes retrasar con una quimioterapia”, dijo Nayeli Mendoza, madre de paciente oncológico.

Durante los últimos tres años, Nayeli, madre de Valeria, una menor con leucemia linfoblástica aguda, reportó junto con otros padres de familia la falta de diversos fármacos e insumos para el tratamiento de menores con cáncer en Baja California.

“Da coraje, o sea cómo es posible que en su momento yo batalle y haya cajas por ahí que ni siquiera el gobierno sabe que las tiene, no llevan un registro, se supone que el medicamento es para los enfermos, no para que se caduquen en una caja en una bodega”, insistió Nayeli Mendoza, madre de paciente oncológico.

Más de 206 mil caducaron en el almacén de la Secretaría de Salud de Tijuana, cerca de 167 mil en el almacén de Ensenada y más de 146 mil en el de Mexicali. Hay, por ejemplo, 2 mil 575 medicamentos caducados para el tratamiento del VIH, 196 dosis de insulina y 763 frascos de metotrexatoun fármaco usado en quimioterapia, por cuyo desabasto han sufrido niños y adultos con cáncer de todo el país.

Además, cerca de un millón 622 medicamentos e insumos médicos adquiridos entre 2017 y 2021, durante la administración del exgobernador Jaime Bonilla, también caducaron en los almacenes, lo que representó una pérdida de más de 93 millones de pesos.

“Hay veces que la federación compra el insumo y se envía a los estados en donde se almacena esto en almacenes centrales, pero de ahí todavía se tiene que distribuir a hospitales y a clínicas y muchas veces ahí, esta famosa última milla, es donde estamos teniendo el problema y por eso estos casos donde se caduca el medicamento”, refirió Andrés Castañeda. Coordinador Causas de Salud y Bienestar, Nosotrxs.

Actualmente el Órgano Interno de Control y la Fiscalía de Baja California tienen una investigación en curso por los medicamentos caducados. Las actuales autoridades de Salud explican así el deterioro.

La situación de emergencia que implicó la pandemia obligó a volcar los recursos humanos y materiales a la atención de la emergencia esto hizo, no estoy justificando, pero provocó en parte que se quedaran muchos medicamentos en los almacenes.

También existen señalamientos contra la anterior administración debido a que, entre los medicamentos caducados, hay 3 mil 787 dosis de fosfolipidos de pulmón porcino adquiridos por más de  42 millones de pesos. Según expertos, los fosfolipidos son usados rara vez en el tratamiento de recién nacidos con síndrome de dificultad respiratoria.

“Son medicamentos de alto costo y de poco movimiento, se va a hacer la investigación precisa para ver la razón por la que se hizo un pedido tan alto, porque nos preocupó la cantidad de dinero que estaba ahí invertida que no se había utilizado”, refirió Adrián Medina, secretario de Salud, Baja California.

En Punto contactó al exsecretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, para conocer su postura sobre los señalamientos, pero no aceptó dar entrevista.

Entre los medicamentos inservibles hay 31 mil 715 cajas de paracetamol, uno de los más básicos en cualquier farmacia. Don Hugo, conocido como el Shrek de Tijuana, dice que en el hospital general ni siquiera le dieron este medicamento u otro tratamiento para para la úlcera en su pierna, el hombre, de 54 años de edad, padece diabetes.

“Llevaba un cansancio insoportable de la pierna que me supuraba. Ahí no dan nada, si no hay medicamento no le dan, no me dieron ni un sólo mejoral, me sentí derrotado”, insistió Hugo García. Paciente diabético, Baja California.

“En ocasiones son los insumos más sencillos, pero indispensables, no sabemos ya si es el recurso o la incompetencia porque ya pasa por todos los temas.

Con información de Víctor Valles-Mata y Fernando Guillén

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.