Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó el lunes que encontró «un conjunto limitado de materiales» que podrían contener información sobre los contactos privados del presidente Donald Trump con sus abogados que deberían excluirse de la investigación del gobierno de documentos altamente clasificados que incautó hace tres semanas de la propiedad de Trump en Florida.

Los fiscales, en una presentación judicial en Florida, dijeron que proporcionarían más información en los próximos días sobre lo que encontraron en las 20 cajas de materiales que los agentes del FBI sustrajeron de la residencia de Trump en Mar-a-Lago durante un registro de la propiedad aprobado por la corte.

El material tomado en la búsqueda autorizada del 8 de agosto incluía 11 archivos marcados con diversos grados de clasificaciones de seguridad nacional que Trump se llevó consigo cuando terminó su mandato como presidente el 20 de enero de 2021, en lugar de entregarlos a los Archivos Nacionales como lo exige la ley estadounidense.

El fiscal general Merrick Garland autorizó la búsqueda, y fue aprobada por un juez federal de primera instancia en Florida, luego de que los fiscales sospecharan que Trump no había entregado todos los documentos clasificados que tenía, incluso después de entregar cientos de páginas de materiales clasificados a los Archivos en enero y junio.

Departamento de Justicia publica la orden que llevó al registro en residencia de Trump en Mar-a-Lago

Una orden de registro que autoriza a los agentes del FBI a buscar el material dice que el gobierno está investigando si se violaron las leyes de espionaje y obstrucción de la justicia.

Pero según los procedimientos de justicia penal de EEUU, cualquier contacto, escrito o conversacional, que Trump pudiera haber tenido con sus abogados se consideraría privilegiado.

Como tal, la información de tal contacto abogado-cliente no podría ser utilizada por los fiscales si el Departamento de Justicia finalmente da el paso sin precedentes de presentar cargos penales contra el expresidente, lo que en esta etapa de la investigación no es de ninguna manera una certeza.

Los abogados de Trump también han pedido que se nombre a un maestro especial para revisar el material incautado y la jueza federal de distrito Aileen Cannon dijo el sábado que se inclinaba a conceder su solicitud en espera de una nueva audiencia el jueves.

No quedó claro de inmediato cómo la revisión del Departamento de Justicia en busca de información potencialmente privilegiada sobre los contactos de Trump con sus abogados afectaría la solicitud del expresidente para que el maestro especial realice esencialmente la misma revisión.

 

 

Fuente: VOA/eap   foto: archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.