Publicado en Destacado, NACIONAL.

Tras seis años de permanecer en la fosa común, este día fue entregado el cuerpo del niño Braulio Bacilio Caballero a sus padres, para ser enterrado.

Sus familiares sostienen que, debido a errores de diversas autoridades, el cuerpo del niño estuvo en calidad de desconocido en el Instituto de Ciencias Forenses, antes SEMEFO.

Braulio tenía 13 años cuando murió luego de ser atropellado en las inmediaciones del paradero de Pantitlán, en la alcaldía Venustiano Carranza. Lo llevaron al Hospital de Balbuena, luego su cuerpo pasó a la fosa en calidad de desconocido.

Desde 2016, cuando ocurrió el accidente, los padres del menor acudieron en al menos 7 ocasiones al Instituto de Ciencias Forenses a verificar expedientes y tratar de reconocerlo, sin resultados, pues el cuerpo fue catalogado por los especialistas como un adulto de 20 años.

“Nunca hicieron nada, se dedicaron a decir que a lo mejor andaba en la calle, que lo buscara en la calle. Nunca supe que mi hijo había tenido un accidente. Nosotros acudimos muchas veces a este tipo de lugares, de la noche a la mañana apareció, ni siquiera pueden darme una explicación de cómo lo encontraron. Aquí, a esta institución vine 7 veces. Teníamos que traer nuestra fecha de registro, fotografía de mi hijo y era revisión de carpetas, pero nunca aparecía. Siempre buscaba a un menor de edad y estas personas lo registraron como una persona de 20 años. ¿Cómo es posible que un mismo doctor no pudiera identificar el cuerpo de un niño al de un adulto?”, indicó Fernanda Caballero, madre de Braulio.

Los padres de Braulio ingresaron a las instalaciones del Incifo para identificar el cuerpo y hacer el trámite de la entrega.

Al salir, el padre de Braulio, con lágrimas en los ojos, dijo unas palabras.

“Este proceso por el momento está terminado, tengo la oportunidad de recibir ya a mi niño, con la rabia y el dolor, quisiéramos cambiar las cosas, pero no hay vuelta de hoja. Por el momento nuestra búsqueda terminó. Tuvimos la oportunidad de recibir a mi niño, nos dieron la opción de verlo. Nos quedamos con su imagen de niño con su sonrisa, con sus alegrías y con la ilusión de que vuelve a casa”, señaló Miguel Bacilio, padre de Braulio.

Indicaron que en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México les indicaron que el expediente ya se había enviado al archivo, por lo que contactaron a colectivos de búsqueda quienes los apoyaron.

“Capea me realiza mi volante y me dice señora aquí está su volante y salgase a volantear, si tiene información viene y me avisa, archivó la carpeta porque supuestamente no había líneas de investigación”, refirió Fernanda Caballero, madre de Braulio.

Con apoyo de abogados, la familia de Braulio pretende denunciar a diversas áreas de Fiscalía y el Poder Judicial de la Ciudad de México.

“¿Qué recuerdo más de mi hijo? Sus travesuras, sus alegrías, que a él le gustaba cantar, bailar. Por fin ya Braulio regresa a casa, se le va a dar su despedida como se merece”, dijo Fernanda Caballero, madre de Braulio.

El cuerpo de Braulio será enterrado el martes en un panteón del municipio de Nezahualcóyotl en una ceremonia privada.

Con información de N+ Arturo Sierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.