Publicado en Destacado, NACIONAL.

Un total de cinco policías municipales en Castaños, Coahuila fueron suspendidos de sus labores por diez días, eso después de no evitar el asesinato de un osezno de cuatro meses.

Los elementos habrían estado presentes durante la caza y asfixia del oso, y a pesar del acto, no detuvieron a las personas que incurrieron en esta conducta.

De acuerdo a autoridades, los policías fueron suspendidos de su cargo mientras se realizan las investigaciones por las autoridades competentes, informó Juan Antonio Garza, alcalde del municipio de Castaños.

“Nosotros no tenemos que encubrir absolutamente en nada. Creo son alrededor de cinco elementos, es muy importante que se lleve a la práctica una investigación muy minuciosa y si hay culpabilidad por parte de alguno, que se haga lo que se tenga que hacer”, indicó.

 

Fuente: El Universal / Foto: Archivo /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.