Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Mantiene las restricciones fronterizas más estrictas entre los países del G7, con un cupo limitado de llegadas diarias de 20 mil personas, requerimiento de un certificado de PCR negativo en COVID

El Gobierno de Japón dejará de exigir a las personas vacunadas de COVID-19 que entren en el país que presenten un certificado de una prueba PCR negativa en SARS-CoV-2, como parte de una actualización de medidas fronterizas prevista esta semana.

El archipiélago japonés, que aún mantiene fuertes restricciones al turismo extranjero, requiere actualmente que todos los que llegan al territorio presenten a su llegada un test negativo en el virus realizado dentro de las 72 horas previas al embarque en su país de partida, pero dejará de hacerlo en unas semanas, según adelantó hoy el diario Nikkei.

“Estamos estudiando la dirección de las medidas fronterizas para entrar próximamente en una nueva fase”, dijo en rueda de prensa el portavoz gubernamental nipón, Hirokazu Matsuno, que al ser preguntado por estas filtraciones reconoció que están revisando el requerimiento de test y el número diario de llegadas al país.

Japón mantiene las restricciones fronterizas más estrictas entre los países del G7, con un cupo limitado de llegadas diarias de 20 mil personas, requerimiento de un certificado de PCR negativo en COVID (no son válidas pruebas de antígenos) y mantiene suspendidos la mayor parte de sus acuerdos bilaterales de exención de visados.

Las medidas dificultan los viajes de negocios y turísticos, especialmente los de visitantes extranjeros no residentes en el país, que actualmente sólo pueden entrar con fines turísticos, en principio, solicitando visado a través de alguna de las agencias de viajes autorizadas por el Gobierno y con un guía, y en grupos muy reducidos.

Matsuno, que no dio más detalles sobre la prevista revisión, señaló que Japón tomará una decisión mientras sigue la evolución de las infecciones en otros países y que buscarán “un equilibrio entre los contagios y las actividades socio-económicas”.

Los medios locales se hicieron eco ampliamente de la actualización de restricciones fronterizas y adelantaron que el anuncio podría producirse esta misma semana, con vistas a que las nuevas medidas entren en vigor en las próximas semanas.

Estas informaciones se publican un día después de que el primer ministro japonés, Fumio Kishida, compareciera en línea desde su residencia oficial, donde permanece aislado y teletrabajando tras haber dado positivo en covid durante el fin de semana.

Kishida dijo que Japón, en un nuevo giro de su política actual, se prepara también para poner fin al recuento de infecciones de COVID, en línea con otras potencias, con el objetivo de “aliviar la carga de clínicas y centros médicos en los próximos días”.

Japón lleva siendo desde finales de julio el país con el mayor número de nuevos casos semanales de covid, según el baremo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), algo que viene achacándose al progresivo abandono del recuento de cifras oficiales y la reducción de los test en otras potencias de primer orden.

 

Con información de EFE

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.