Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La madrugada de este viernes, un convoy de fuerzas especiales de la policía de Daniel Ortega y Rosario Murillo habría ingresado a la casa del obispo Rolando Álvarez, quien ha criticado al gobierno de Nicaragua.

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) confirmó el hecho y a través de sus redes sociales pidiendo oración por el sacerdote.

Destacó que aún no se conoce el paradero del obispo Rolando Álvarez y alerta a la comunidad internacional tras el hecho.

Al igual que el obispo, también fue detenido el rector de la Universidad Juan Pablo II y encargado de la parroquia San Juan Bautista, Ramiro Tijerino; y los seminaristas Darvin Leyva y Melkin Sequeira.

En tanto que también se reporta la detención de un camarógrafo identificado como Sergio Cárdenas y el sacerdote Raúl González.

 

Fuente: DW/ foto: Twitter/ doh

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.