Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

A más de 500 años luz se encuentra una estrella, una supergigante roja que está en su etapa final antes de la muerte, se llama de Betelgeuse.

El astrónomo Raúl Mujica, investigador del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), explicó que por el año 2019-2020 la supergigante roja disminuyó su brillo de manera histórica, que se llegó a ver muy débil.

Algunos científicos dijeron que podría explotar como supernova, sin embargo no ocurrió esto, de haber llegado a suceder, se vería un fenómeno como de fuegos artificiales pequeño, como del tamaño que se ve la Luna y con un brillo tal que sería visible de día.

Después hicieron otras observaciones y descubrieron que fue lo que pasó con la estrella al haber disminuido su brillo.

“Eso que sucedió es esta explosión muy particular que se ha comparado con las ráfagas que hay en el Sol”.

Explicó que el Sol tiene ráfagas, pero este tiene efecto en la corona de la estrella (capa más externa), de ahí derivan las Eyecciones de Masa Coronal (EMC).

“Lo que se explicó hace una semana, esta semana, lo más probable es que haya sucedido una explosión, un choque, dentro de la estrella, no hasta el fondo sino en una zona donde hay transporte de energía que es a través de convección”.

En el caso de Betelgeuse, una gran cantidad del material de la estrella salió eyectado como una pluma, lo que sería una Eyección de Masa Superficial (EMS).

El cambio de brillo se pudo haber debido a esa explosión de la estrella que causó la EMS, ya que el evento se registró casi en dirección a donde se ubica la Tierra.

Ese material al salir de la estrella se va enfriando y después cubrió el brillo de la estrella.

“No solamente es este material que salió, se enfrió y entonces cubrió el brillo de la estrella haciéndola más débil, sino que también al desprenderse de este material, la estrella cambia de temperatura, se tiene que reacomodar”.

El astrónomo afirmó que la supergigante roja va a explotar como supernova, aunque no será pronto ya que eso podría suceder dentro de los próximos 100 mil años, por lo que ya no podría ser visible para el ser humano que vive en esta generación.

Respecto al Sol, subrayó que no se convertirá en una supergigante roja, sólo en una gigante roja, ya que sólo se agrandaría aproximadamente hasta la órbita de Marte, mientras Betelgeuse en comparación el sistema solar, abarca hasta alrededor de la órbita de Júpiter.

Pero esto sucedería en alrededor de 5 mil millones de años ya que la estrella está en una etapa intermedia y tiene mucho hidrógeno en su núcleo para que se vuelva gigante roja, mientras Betelgeuse ya pasó por esa etapa, concluyó el científico.

Betelgeuse es alrededor de mil veces más grande que nuestra estrella, el Sol, también es aproximadamente 100 mil veces más luminosa que el Sol, sin embargo su temperatura es menor.

Betelgeuse, se encuentra en la constelación de Orión, arriba del cinturón, conocido como los tres Reyes Magos, es la única de color rojo y es la más brillante de la constelación y una de las más brillantes en el cielo nocturno.

 

Foto: Recreación de explosión de la supergigante roja Betelgeuse / NASA / ESA / ELIZABETH WHEATLEY (STSCI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.