Publicado en Destacado, ESTATAL.

En comparación con el año pasado (2021) en donde se atendían de 12 a 15 casos al mes, actualmente se brinda servicio a entre 20 y 25 mujeres agredidas por golpes contusos o armas punzocortante, por lo que el aumento de la violencia familiar ha sido considerable, admitió la jefe de enfermería de la Cruz Roja Delegación Orizaba, Orlanda Romero Cid.

«Acá nada más vienen se presentan y dicen qué fue lo que les pasó, algunas refieren que se han caído pero nosotros nos damos cuenta que no es la herida por una caída ya que son heridas algunas veces por arma punzocortante y es muy notorio qué muchas son por puño».

Reiteró que estas heridas que presentan las mujeres no son de caídas comunes, pues los golpes los muestran en diferentes partes del cuerpo y principalmente en la cara.

«Si fuera una caída nos damos cuenta que la herida está en una sola región por la caída, pero en muchas de las veces tienen en ambos lados las lesiones, entonces no puede ser de una caída».

Así mismo reveló que en días recientes pasados una mujer llegó con probablemente fractura de tabique nasal, además de que tenía un golpe en el cráneo, tenía un hematoma y una herida como de 5 centímetros en la cabeza., «Estaba muy agredida pero no quiso hacer denuncia».

La enfermera de la Cruz Roja con una experiencia de 27 años, aseguró las mujeres agredidas oscilan entre los 25 a 45 años, las cuales lamentablemente por miedo o dependencia se niegan a denunciar a los supuestos agresores.

Por último, dijo que la mayoría de las femeninas agredidas provienen de los municipios de: Orizaba, Mariano Escobedo, La Perla, Ixhuatlancillo, Atzacan y Jalapilla Rafael Delgado.

 

Fuente y foto: AVC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.