Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El siniestro fue provocado tras varias explosiones en un recinto donde se almacenaba munición antigua de la II Guerra Mundial, material pirotécnico y objetos explosivos

Un gran incendio arde en uno de las mayores bosques urbanos de Berlín, provocado por varias explosiones en un recinto donde se desechaban municiones dentro del bosque, en el que se esperaba fuera uno de los días más calurosos del año.

Unos 100 bomberos combatían las llamas en el bosque Grunewald de la capital alemana, en el oeste de la ciudad, según la agencia de noticias alemana DPA.

El incendio se extendía con rapidez y se oían enormes explosiones desde el lugar, donde se almacenaba munición antigua de la II Guerra Mundial, material pirotécnico y objetos explosivos y se hacían explosiones controladas.

“La situación es peligrosa”, dijo a la prensa Thomas Kirstein, del departamento local de bomberos. Pidió a la población que se mantuviera alejada del bosque. Debido a los fragmentos que salían despedidos y al riesgo de nuevas explosiones, el departamento de bomberos dijo que aún no había comenzado a extinguir el incendio de forma sistemática, ya que los trabajadores de emergencia debían mantener una distancia de un kilómetro (más de media milla) desde las llamas.

Las autoridades en Berlín pidieron refuerzos para ayudar a extinguir el fuego, incluidas fuerzas especiales del ejército alemán. También se esperaba que se desplegaran cañones de agua, helicópteros y tanques especiales de evacuación.

Estaba previsto que un dron sobrevolara el almacén de municione para tomar imágenes y que los responsables de emergencias pudieran calibrar mejor la situación.

“El plan es tener un nuevo análisis de la situación del recinto de explosivos, en un principio desde el aire”, dijo Kirstein. Esperaban acceder a la zona a lo largo del día con vehículos blindados, añadió. Según las primeras estimaciones, el fuego afectaba a una zona de 1,5 hectáreas el jueves por la mañana.

El servicio de trenes de pasajeros en el oeste de la ciudad sufrió interrupciones parciales y una de las autopistas más importantes de la ciudad, la Avus, quedó cortada. Aunque el fuego no amenazaba viviendas de forma directa, los bomberos advirtieron que podría extenderse más debido a las condiciones secas del bosque y a un calor excepcional previsto para el jueves, con temperaturas de hasta 38 grados Celsius (100 Fahrenheit).

 

 

 

Con información de AP

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.