Publicado en Destacado, NACIONAL.

Se estima que año con año llegan a la entidad unos 2.5 millones de pacientes de Estados Unidos y Canadá principalmente en busca de dentistas, o que desean practicarse cirugías de reducción de peso, estéticas, ortopedia y oncología

El fallecimiento de tres pacientes, dos por cirugía estética y otro de una liposucción en las últimas semanas en Tijuana pone en peligro, o de menos lastima, el reconocimiento a nivel mundial de esa ciudad por ser uno de los principales destinos de turismo médico.

En los últimos años el estado de Baja California ha ganado reconocimiento a nivel mundial por ser uno de los principales destinos de turismo médico.

Se estima que año con año llegan a la entidad unos 2.5 millones de pacientes de Estados Unidos y Canadá principalmente en busca de dentistas, o que desean practicarse cirugías de reducción de peso, estéticas, ortopedia y oncología, pagando solo una fracción del costo que pagarían en sus países, con un ahorro que va del 50 al 70 por ciento.

Además, en Baja California los estadounidenses encuentran otras ventajas además del precio, como son una atención de calidad, hospitales de lujo y esperas más cortas entre citas.

Por ejemplo, una liposucción, abdominoplastia y aumento de senos tiene un costo aproximado de 5 mil 900 dólares, es decir, cerca de 123 mil pesos mexicanos.

En Estados Unidos un paciente en promedio espera hasta siete meses para ser atendido, mientras que un especialista en Tijuana tiene una espera de dos a tres semanas. 

“Realmente la competencia la tenemos con nuestros colegas del otro lado de la frontera. Eso nos plantea a los profesionales proveer servicios con estándares de calidad muy superiores, utilizar materiales y equipos muy sofisticados, tener un equipamiento moderno, actualizado”, explicó Adrián Murillo, consejero del Baja Health Cluster.

Aunque el turismo de salud es un rubro próspero en Baja California, las autoridades enfrentan la proliferación de clínicas clandestinas o irregulares, que han dejado en el último mes tres personas muertas. El caso más reciente, el de Lilian Gastelum Flores.

La mayoría de los pacientes proviene de California, Arizona, Nevada y Texas; le siguen los estados del este de Estados Unidos y de Canadá, pero también los hay asiáticos, de Centro y Sudamérica, y europeos. En Tijuana se atiende al 60 por ciento de ellos y en Mexicali al 32 por ciento.

Este turismo no solo deja beneficios al sector médico, también otros rubros como restaurantero, hotelero y de servicios porque los pacientes no viajan solos.

“Podríamos pensar que hay un tiempo de espera para ir a San Diego o para ir a California para cruzar la frontera a Estados Unidos pero los fines de semana también hay tiempo de espera para entrar a Tijuana porque los pacientes que vienen a Tijuana no nada más vienen a un servicio de salud. Quienes están sometidos a un procedimiento quirúrgico y tienen un periodo de recuperación generalmente vienen acompañados”, concluyó el consejero Murillo.

No solo el turismo médico ha crecido en el estado bajacaliforniano, también han repuntado los servicios de bienestar como las visitas al spa y tratamientos cosméticos.

 

 

Con información de N+ Tijuana

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.