Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Wolverhampton, equipo donde milita el atacante mexicano Raúl Alonso Jiménez, denunció actos de racismo de parte de la afición del Farense de Portugal, a uno de sus jugadores durante el encuentro amistoso que disputaron ayer ambos equipos. 

«Estamos muy decepcionados de informar que uno de nuestros jugadores fue objeto de abuso discriminatorio por parte de la afición rival durante el partido de esta noche con el SC Farense», señaló Wolverhampton en un comunicado emitido en sus redes sociales.

De igual forma, la escuadra de los licántropos expresó su rechazo a cualquier tipo de conducta racista que se pueda presentar tanto en el ámbito futbolístico como en general.

«El racismo en cualquiera de sus formas es completamente inaceptable y nunca debe ser dejado sin respuesta», añade el comunicado.

 

Foto vía twitter: @Wolves

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.