Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

«El cohete Larga Marcha-5B, de la República Popular China, volvió a entrar en la atmósfera sobre el Océano Índico el 30 de julio a las 10:45 am», confirmó el Comando de la Fuerza Espacial estadounidense en su cuenta de Twitter.

En un comunicado publicado en su perfil oficial de WeChat, la Agencia Espacial Tripulada de China dio las coordinadas de la zona de impacto en el mar de Sulu, a unos 57 kilómetros de la costa este de la isla filipina de Palawan.

Detalló que «la mayoría de sus dispositivos fueron arrancados y destruidos durante el reingreso» a la Tierra.

Informó que los restos del cohete se incendiaron al entrar en el espacio aéreo de la Tierra y el movimiento de los restos en llamas también cruzó el espacio aéreo de Malasia y pudo ser detectado en varias zonas.

Foto:Twitter Reuters/ doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.