Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un extraño caso le está dando la vuelta al mundo, ya que un hombre de 35 años llegó al médico por un fuerte dolor abdominal. y los médicos descubrieron que tenía 233 objetos en el organismo. Ocurrió en Turquía.

Los médicos ordenaron un ultrasonido endoscópico y radiografías, con tal sorpresa de que el dolor estomacal era causado por decenas de objetos que claramente no tenían por qué estar allí.

«Vimos que había dos piezas de metal y dos piedras de diferentes tamaños en el intestino grueso. También encontramos que había pilas, imanes, clavos, monedas, pedazos de vidrio y tornillos», señaló el doctor Binici a medios.

Al hacer semejante hallazgo lo prepararon rápidamente para una limpieza de urgencia, lo que logró salvarle la vida.

«No es una situación que vemos en adultos, es sobre todo en la infancia que inconscientemente se tragan elementos extraños, aunque nunca he sabido de tantos. Sí se puede encontrar este tipo de situación en pacientes psiquiátricos, presos o casos de abuso en el grupo de edad adulta. Sin embargo, este no sería el caso», concluyó el doctor Binici.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.