Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El ajedrez no es una actividad que resalte por ser riesgosa; sin embargo, en Rusia, un niño terminó con el dedo fracturado mientras disputaba una partida contra un robot, ¿qué sucedió? Te lo contamos.

El pasado 19 de julio, de acuerdo a medios de comunicación rusos, un robot agarró y le rompió un dedo a un niño durante una partida de ajedrez. Aparentemente, la máquina se ‘inquietó’ por la rapidez con la que el menor realizaba sus jugadas.

“El robot rompió el dedo del niño”, dijo Sergey Lazarev, presidente de la Federación de Ajedrez de Moscú a la agencia de noticias TASS después del incidente, además de asegurar que el mismo robot ya había jugado en otras exhibiciones.

En el video se puede ver cómo el robot realiza una jugada, pero antes de que concluya su movimiento, el menor mueve una pieza e instantes después la máquina le toma el dedo y se lo fractura. Durante unos segundos la máquina mantuvo agarrado el dedo del niño, hasta que otras personas se acercaron a auxiliarlo.

“Hay ciertas reglas de seguridad y el niño, aparentemente, las violó. Cuando hizo su movimiento, no se dio cuenta de que primero tenía que esperar. Este es un caso extremadamente raro, el primero que recuerdo”, dijo Sergey Smagin, vicepresidente de la Federación Rusa de Ajedrez.

Por su parte, Lazarev aseguró que el menor, que algunos medios han nombrado como Christopher, hizo un movimiento, pero después hay que dar tiempo para que el robot responda, “pero el niño se apresuró y el robot lo agarró”.

El presidente de la federación detalló que el niño no resultó demasiado traumatizado por el ataque. Aunque el dedo fue enyesado, el menor jugó al siguiente día y terminó el torneo. Sin embargo, los padres se han puesto en contacto con la fiscalía.

Sergey Karjakin, un maestro ruso, dijo que el incidente se debió a algún tipo de error de software. Por su parte, Smagin aseguró que el incidente fue una coincidencia y que el robot era seguro, además de que había participado en otros torneos, Pese a esto, señaló que habrá que advertir a los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.