Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado el brote de la viruela del mono como una emergencia de salud pública de carácter internacional. Es la máxima alerta que puede activar esta agencia dependiente de las Naciones Unidas con la intención de que los gobiernos internacionales pongan en marcha protocolos especiales para contener el virus y evitar así una pandemia.

La séptima emergencia en poco más de una década

No es la primera vez que se aplica una emergencia de estas características. De hecho, en los últimos 13 años ya han dictaminado advertencias de este tipo. En 2009 se declaró la emergencia por la gripe porcina (H1N1); en 2014 por la poliomielitis; entre 2013 y 2016 por el Ébola; en 2015 y 2016 por la epidemia el Zika; entre 2018 y 2020 por la epidemia de ébola de Kivu; y por último, la que más afectó al mundo, la pandemia del COVID-19 en 2020.

¿Por qué se ha declarado ahora?

Los científicos y expertos sanitarios de la OMS llevan varios meses analizando la evolución de la viruela del mono. Pero en las últimas semanas han visto un drástico aumento de casos y es por eso que se han decidido a decretar esta emergencia.

“Los casos han subido de una manera absolutamente dramática. Para hacernos una idea, en todo el siglo XX se registraron menos de 920 casos, ya en 2 meses tenemos casi 9.000 casos”, apuntaba la epidemióloga de la OMS, la Dra. Aileen Marty, en declaraciones a la Voz de América.

¿Por qué es tan preocupante para los médicos?

La experta, que también trabaja en la Universidad Internacional de Florida (FIU en inglés), señala que estos datos son “muy preocupantes” en tanto que ahora se está viendo que el contagio se produce de una forma mucho más rápida y eficaz que en el pasado. “Antes no se transmitía fácilmente entre personas, pero ahora sí”, expuso al respecto.

Según Marty, originalmente la viruela del mono “se transmitía principalmente porque un animal te mordió o porque estuviste cerca de un animal que lo tenía”, comentó aclarando que “no se transmitía fácilmente hasta que no estabas realmente cerca”.

Al mismo tiempo señala que los casos que se habían registrado antiguamente eran de personas que convivían en el mismo domicilio y que compartían “toallas, ropa y sábanas” y eso, en su opinión, propiciaba el contagio.

Bajo esas circunstancias, cuenta la experta de la OMS, también se están dando contagios entre la población de menor edad. “La mayoría del 80% de los niños que lo han cogido en Europa tiene menos de 9 años y lo han cogido así, tocando la ropa, las sábanas, las toallas que están infectadas”.

Contagios entre “hombres que tienen sexo con otros hombres”

Sin embargo, apunta, “lo más común que se está viendo ahora es que se está transmitiendo sexualmente, especialmente entre hombres que tienen sexo con otros hombres”.

En los últimos días, Marty ha diagnosticado 15 casos de la viruela del mono en el sur de la Florida. Actualmente, hay más de 2.800 casos identificados en Estados Unidos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés).

Una alarma mundial

Pero la situación es alarmante a nivel mundial. Es por ello que el director general de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom Gebreyesus, convocó el mes pasado el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional, cuando solamente se habían dado 3.040 casos de viruela del mono a nivel mundial procedentes de 47 países. En ese momento evaluaron si ese brote “representaba una emergencia de salud pública de importancia internacional”.

“En esa reunión, aunque se expresaron opiniones diferentes, el comité resolvió por consenso que el brote no representaba una emergencia de salud pública de importancia internacional. Desde entonces, el brote ha seguido creciendo, y ahora hay más de 16.000 casos notificados en 75 países y territorios, y cinco muertes”, dijo Tedros durante una conferencia de prensa.

El aumento de casos propició la decisión de la OMS para volver a convocar el Comité el jueves pasado. En esa ocasión, sin embargo, no se pudo llegar a un consenso “sobre si el brote representa una emergencia de salud pública de importancia internacional, por lo que el director general tuvo que actuar como árbitro y tomar la decisión final”, según cuentan desde la OMS.

¿Qué diferencia hay con esta nueva viruela del mono?

La Dra. Ayleen Marty señala que lo más preocupante es que esta viruela del mono se está “manifestando de una manera muy nueva” y “los estudios de transmisión que se han hecho sobre su genética están demostrando que tienen 50 mutaciones nuevas”, lo que hace que su transmisibilidad sea mucho más fácil.

“Nosotros estamos preocupados por los cambios de esta viruela de mono que está circulando, que es la de Grado 3 B.1, que es la que está circulando en su mayoría, aunque también hay otras”, advirtió.

¿Hay peligro de muerte?

Pese a esta alarmante emergencia, la médico especialista de la OMS, asegura que “la mortalidad es muy baja”. Sin embargo, “las cicatrices son muy comunes en lugares donde uno no quiere tenerlas, como en la cara o en los ojos”.

Por su parte, la Dra. Eneida Roldán, jefa ejecutiva de la Red Clínica de la Universidad Internacional de la Florida y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, sostiene que “hay que tener mucha cautela”, especialmente entre la población “que pueda estar más expuesta” al contagio.

Las vacunas son eficaces

En ese sentido, asegura que las personas que se vacunaron en los años sesenta contra la viruela sí que podrían gozar de protección contra este virus, aunque, admite, no hay que bajar la guardia.

Y Larry Summers, secretario del Tesoro durante la presidencia de Bill Clinton, dijo el domingo en el programa «GPS» de CNN que «existe una probabilidad muy alta de recesión», ya que la Fed eleva las tasas de interés para combatir la inflación. Esos costos de endeudamiento más altos están destinados a reducir el gasto de los consumidores en viviendas y automóviles y retrasar los préstamos comerciales, lo que puede conducir a una recesión.

El miércoles, es probable que la Reserva Federal anuncie su segundo aumento consecutivo de 0,75% en su tasa a corto plazo, un fuerte aumento que no ha implementado desde 1994. Eso pondrá la tasa de referencia de la Reserva Federal en un rango de 2,25% a 2,5%, el nivel más alto desde 2018. Se espera que los formuladores de políticas de la Fed sigan aumentando hasta que su tasa alcance alrededor del 3,5%, que sería la más alta desde 2008.

 

 

Fuente: VOA/ foto: Twitter/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.