Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un hoyo que se formó en en el fondo de una alberca succionó toda el agua y a dos personas; uno de ellos logró escapar con heridas leves, pero el otro murió.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Karmei Yosef, en Israel, donde el cuerpo fue rescatado después de una compleja operación, que duró cuatro horas y requirió la asistencia de cámaras adheridas a los cascos de los rescatistas mientras se encontraban bajo tierra.

El incidente se registró durante una fiesta en la piscina celebrada para los empleados de una empresa privada.

Los equipos enviados a la escena también ayudaron a rescatar a un hombre de 34 años que logró salir antes de ser arrastrado y tuvo que ser atendido por paramédicos, pero con heridas leves en la parte inferior del cuerpo.

Shmuel Marco, profesor del departamento de geofísica de Tel Aviv, dijo que creía que el sumidero no era el resultado de una falla geológica, sino de una mala planificación.

«Es probable que el agua se filtrara debajo de la piscina y erosionara el suelo que había allí», dijo.

 

Fuente: ElUniversal/Foto:Especial/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.