Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un bebé de 11 meses murió presumiblemente por un golpe de calor tras haber permanecido “un período prolongado de tiempo” en el interior de un automóvil estacionado en un hospicio de la ciudad de Tallahassee, la capital de Florida, informó hoy, 20 de julio de 2022, la oficina del alguacil de la citada urbe.

La Policía de Tallahassee continúa investigando la muerte del niño que fue dejado por su madre dentro de un auto aparcado en estacionamiento del Big Bend Hospice.

La madre, que trabajaba en el citado hospicio, dejó “sin darse cuenta a su hijo de 11 meses dentro del vehículo” durante todo su turno antes de que el bebé fuera encontrado muerto por la tarde, según el Departamento de Policía de Tallahassee.

“Al finalizar su turno, la madre descubrió que su hijo todavía estaba en el vehículo”, pero no respiraba. “Lamentablemente, el niño fue declarado muerto en el lugar del suceso”, indicó la Policía, según recogió el sitio en línea Tallahassee Democrat.

Aunque todavía no se ha realizado la autopsia al bebé ni el informe toxicológico para determinar la causa de su muerte, es probable que falleciera a causa de un golpe de calor.

Dejar a un niño dentro de un vehículo es una situación de muy alto riesgo que solo en Estados Unidos ha dejado desde 1998 hasta el 12 de julio de 2022 a 917 menores muertos por un golpe de calor (hipertermia), según datos de la organización No Heat Stroke.

En lo que va de este 2022 se han producido 10 muertes de niños por este motivo en Estados Unidos.

Texas es el estado con mayor número de muertes infantiles en vehículos por golpes de calor hasta 2021, con 134 casos, seguido de Florida (99) y California (55), según las estadísticas de No Heat Stroke.

Más de la mitad de las muertes infantiles (54 %) corresponden a menores de 2 años.

No solo los niños, también los perros que mueren por hipertermia dentro de automóviles son noticia en Florida, con numerosos casos en los meses de verano que acaban con la detención de los dueños de las mascotas.

En 2021 el gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó la “Ley de alarma de seguridad para niños” (SB 252), impulsada por la senadora demócrata Linda Stewart y el representante Ben Diamond.

Entre otras cosas, la ley requiere a los jardines de infancia que instalen una alarma de seguridad en los vehículos utilizados para transportar a los niños, un dispositivo que alerte al conductor para que verifique si quedan niños a bordo, tras finalizar el viaje.

 

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.