Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Luego de dos años de permanecer en coma a causa de un ataque que casi le provoca la muerte, una mujer despertó súbitamente y acusó a su hermano de ser su agresor.

Se trata de Wanda Palmer, quien fue salvajemente golpeada en la cabeza en su casa de Cottageville, en Virgina Occidental, Estados Unidos, en junio de 2020.

La policía no había logrado dar con su agresor debido a que Palmer cayó en coma, no hubo testigos presenciales en el momento del ataque y los investigadores tampoco habían hallado pistas relevantes.

El alguacil del condado de Jackson, Ross Mellenger, recordó su reporte y dijo: «Cuando llegamos allí, para ser honestos, pensamos que estaba muerta. Prácticamente no había nada para avanzar (en el caso)”.

Pero el caso dio un vuelco en los últimos días gracias a la sorpresiva recuperación de la mujer, por lo que la policía recibió una llamada del centro de atención de Palmer la semana pasada diciendo que la víctima había recuperado el conocimiento.

A pesar de sufrir un daño cerebral severo, ella pudo comunicarse con los detectives y reveló que su hermano, identificado como Daniel Palmer, fue el hombre que la atacó.

Daniel Palmer fue arrestado por intento de asesinato y heridas maliciosas, según el reporte.

 

Fuente:Excélsior/Foto:Pixabay/atf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.