Publicado en Destacado, NACIONAL.

A balazos fue asesinado Crispín Reyes Pablo, defensor comunitario de derechos humanos de la zona indígena mixe, cuando trabajaba en su parcela en San Juan Juquila Mixes, en la Sierra Norte de Oaxaca.

El crimen fue condenado por el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi) y exigió a la Fiscalía General del estado investigue y castigue a los responsables del homicidio del indígena y representante de 128 familias desplazadas de la comunidad de Guadalupe Victoria, municipio de San Juan Juquila Mixes.

Asimismo, solicitó la protección y apoyo humanitario de manera urgente para las 527 personas desplazadas, quienes se encuentran en una “situación infrahumana, mujeres, niños y ancianos, sin contar con apoyo de salud, vivienda, alimentación y educación”.

«En enero de 2017, el hoy occiso defendió a las familias desplazadas en forma violenta, de la comunidad de Guadalupe Victoria, por un grupo de personas armadas, al parecer respaldadas por autoridades municipales de San Pedro Ocotepec”, refirió Cedhapi.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.