Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

‘Estamos muy entusiasmados con las nuevas imágenes que vienen del Telescopio Webb, dijo Guy Consolmagno, director del Observatorio Astronómico del Vaticano

Las impresionantes imágenes de las primeras galaxias formadas tras el Big Bang, transmitidas por el telescopio espacial James Webb, revelan el “poder extraordinario” de Dios y “su amor por la belleza”, comentó este jueves el director del Observatorio Astronómico del Vaticano.

“¡Estamos muy entusiasmados con las nuevas imágenes que vienen del Telescopio Webb! Son imágenes hermosas (…). Es una visión tentadora de lo que podremos aprender en el futuro sobre el universo”, aseguró en un comunicado Guy Consolmagno, director del observatorio.

“La ciencia que ha dado origen al telescopio es un intento de usar la inteligencia que Dios nos dio para comprender la lógica del universo. Porque el universo no funcionaría si no fuera lógico”, agregó.

Pero el universo, señaló, “no sólo es lógico, también es bello”, dice.

“Es la obra de Dios revelada a nosotros, y en ella podemos ver tanto su extraordinario poder como su amor por la belleza”, subrayó Guy Consolmagno tras descubrir la primera señal de vapor de agua en la atmósfera de un exoplaneta.

“Hace 150 años el padre Angelo Secchi añadió un prisma a la lente de su telescopio en el techo de la iglesia de San Ignacio en Roma, y realizó las primeras mediciones espectrales de las atmósferas de los planetas de nuestro propio sistema solar”, recuerda.

Para la Iglesia el origen del universo sigue siendo divino, aunque su doctrina científica ha evolucionado notablemente en el último siglo.

En 1992 el papa Juan Pablo II rehabilitó definitivamente a Galileo Galilei, condenado en 1633 por la Inquisición por haber apoyado la tesis del científico polaco Nicolás Copérnico (1473-1543) según la cual la Tierra gira sobre sí misma y alrededor del sol.

 

 

Con información de AFP

AAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.